Connect with us

Metrópolis

“No fue un atraco, fue una imprudencia”: pasajera

Opinión Caribe

Published

on

 Luego de registrar ante la opinión pública y autoridades locales el accidente ocurrido la noche anterior en la Avenida del Libertador con carrera 24, en donde una buseta del Sistema de Transporte Público de Santa Marta, colisionó con el separador de la vía, un sin número de comentarios respecto al hecho, rumoraron de que se trató de una reacción por parte del conductor con el fin de evitar un atraco, hipótesis que descartó una de las pasajeras afectada en el choque.

OPINIÓN CARIBE dialogó con Sayda Amaya, pasajera que resultó afectada físicamente producto del accidente perpetrado siendo las 10 de la noche del día miércoles.

“Es una gran mentira de que el choque se llevó a cabo para evitar un atraco, en realidad fue un mal procedimiento del conductor del bus quien por ir con el afán de sobrepasar a otros buses perdió el control y como último recurso arremetió contra el separador de la vía”, relata Sayda Amaya.

LOS HECHOS

Según el testimonio que Amaya concedió a OPINIÓN CARIBE, el bus colisiona con la jardinera luego de que el conductor con el afán de sobrepasar otra buseta, trabara la caja de cambios cuadras antes al sitio en donde estrellaron, “a nosotros nos pasa una buseta, y fue ahí cuando el chofer, de forma inexperta, le mete, en cuestión de segundos, varios cambios al bus, dando como resultado la pérdida del control del carro, y por esquivar un taxi fuimos a dar con el separador”, precisó Sayda Amaya, quien se dirigía a su lugar de residencia.

La joven resultó con heridas a la altura de la cadera y rodillas, sin embargo, su mayor afectación la tuvo en una de sus manos en donde sufrió una cortada de consideración por parte del cuerpo médico.

“Detrás de mi venia una señora de avanzada edad que tuvo que ser sacada de la buseta con ayuda de las personas que se acercaron al lugar, recuerdo que las dos fuimos trasladadas en una ambulancia a la clínica Bahía para ser atendidas”, indicó.

“EL CONDUCTOR DESAPARECIÓ”

Con respecto al paradero del conductor de la buseta, este se esfumó del lugar, aseveró Amaya, quien agregó que se trataba de un joven no mayor a los 25 años de edad. Sin embargo, otra testigo de los hechos afirmó que este al momento de bajar de la buseta, “quizá por los nervios”, ‘corrió’ hacia el sector del barrio Olivo.

Como este son constantes los accidentes presentados en la ciudad producto de la llamada “guerra del centavo”, disputa que pone en riesgo la vida de los samarios que hacen uso del transporte público.

“Le doy gracias a Dios que por fortuna no hubo muertos, y que solo se trató de lesiones en el cuerpo”, expresa la joven mientras se recupera de las heridas en su lugar de residencia.

Las autoridades tratan de identificar al conductor de la buseta para conocer su versión de los hechos, y así tomar medidas.

 

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *