Connect with us

Columnistas

¿Qué tan eficiente es usted en su trabajo?

Opinión Caribe

Published

on

Ventana a la Reflexión

Por Rosario Pisciotti Lara

Recuerda cuando los papás decían: “trabaje, sea honesto, hágalo porque le gusta, no por el simple dinero”.

Hoy: “produzca, para eso le pagué una carrera, produzca, como sea, pero produzca”.

No es la raíz de todos los males, pero lleva al hombre light a tener como horizonte hacerse rico de manera rápida y fácil, no importa el medio, sino el fin. Se tienen, por tanto, colombianos superfluos, frívolos, sin ánimos de aprender o desempeñarse de forma eficiente en su puesto de trabajo.

Su producción debe ser acorde con lo que se gana. Esa es la filosofía. Se desdibujan el ahínco y la perseverancia para que la empresa o ente se proyecte como debe ser.

Los Ministerios de Colombia tienen estudios y políticas bien trazados, pero faltan las ejecuciones serias y responsables.

La mayoría llega a los puestos oficiales o privados por ‘palanca’ o ‘favores’ casi nunca por méritos. Por ello, el responsable de una Alcaldía o una Gobernación, entre otros, debe estar pendiente de propuestas y ejecuciones que generen bienestar en las comunidades.

La realidad es contraria, quienes ocupan los cargos, son todo, menos personas idóneas.  La añagaza de tahúr debe quedar de lado cuando se emprenden caminos para el bien común. El dinero es necesario, pero solo el buen ejemplo, la responsabilidad, la ética, hacen que el basamento humano mejore sus condiciones de vida.

Es la alegría de servir, no de robarle al Estado o a las empresas y a la sociedad. Se debe trascender más allá de la competencia e influir en el inconsciente colectivo haciendo las cosas bien, que causen satisfacciones no resentimientos porque aquel tenga más y usted no.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *