Connect with us

Cultura

‘Humana impermanencia’, nuevo libro del poeta samario Teobaldo Noriega

Opinión Caribe

Published

on

La editorial Lugar Común, de Ottawa, Canadá, en su colección de poesía, publica este nuevo libro del poeta samario Teobaldo Noriega, residente en Canadá hace cuarenta y seis años, país en donde se desempeña como profesor Emérito de Trent University.

El poemario presentado este mes en Canadá por la editorial Lugar Común, ha tenido una entusiasta recepción entre colegas, críticos y amigos del poeta. Será presentado en Santa Marta en junio de 2017.

Humana impermanencia está compuesto por 25 poemas o cantos a la manera de itinerario y testimonio de una vida repartida entre la errancia, el estudio, la enseñanza y la poesía.

Este trabajo representa un viaje de reflexión, registro, resumen de experiencia y escritura de Teobaldo Noriega: niñez, adolescencia, juventud y madurez, aparecen en el poemario como una espontánea confesión de vida.

La poesía en Teobaldo Noriega se manifestó a temprana edad, pero su relación formal con la misma sería años más tarde. El Caribe y Colombia ocupan una posición central en este nuevo libro de Noriega. Guacamayal, donde nació el autor; Santa Marta, adonde llegó siendo un adolescente y realizó sus estudios de bachillerato en el Liceo Celedón; y Tunja, en donde estudió Filología. Son lugares vitales, en tanto, en ellos, descubrió su condición de poeta, el amor y trabó amistades entrañables a las que siempre vuelve.

De su infancia en Guacamayal, en el río Sevilla, memora en el poema III:

“Tirarse desde el puente/ eludiendo peñascos, / saborear en el fondo /la desnudez del canto /y descubrir atento /el ritmo de la vida. /Los ochenta vagones/ del frutero que pasa /afilando en los rieles / la temible carrumba”.

La poesía para Teobaldo Noriega es la vida misma. En ella están inmersos sus reminiscencias, su historia, Guacamayal y sus amigos.

“Sin llegar al epicureísmo a ciegas, mantengo una actitud vitalista-existencial que me impulsa a aferrarme con entusiasmo a mi precaria condición humana. Vivir es un acto de osadía que merece ser celebrado; en ese esfuerzo me reafirmo, me reconozco. Amar la vida con todo lo que ella nos entrega, lo bueno y lo malo, la fiebre descubierta en una desbordada pasión juvenil o en el otoñal sobresalto, los sueños y desengaños cotidianos, la decrepitud que nos regalan los años, etc. Son los límites de nuestra pequeñez y nuestra grandeza. Justamente, la amistad es uno de esos sentimientos que mejor contribuyen a nuestra tarea de acoplamiento. Relación noble por excelencia, constituye una forma de amor espontáneo, amparado en una complicidad que alimentamos sanamente. Sé que yo sería mucho menos de lo que soy sin mis amigos; de allí que -de una u otra forma- siempre me acompañen en el camino”, expresó el autor.

UN LIBRO LEGADO

El Prólogo de Humana Impermanencia corre a cargo del novelista Clinton Ramírez C. Según Ramírez este nuevo libro de Noriega, “es el resultado de un discurso-río, poéticamente lúcido y esclarecedor, del inagotable deseo que impregna la obra del autor, y el inventario final confirma la profunda inquietud de un yo poético que, no obstante su condición mortal, se reafirma en su ambicionada permanencia, querer ser cuando ya no sea”. Para el prologuista, el libro “es una aventura de búsqueda y reconocimiento asumida en sus aciertos y desaciertos, felicidades e incertidumbres, triunfos y caídas”. Soy algo que será// para llegar a un fue…, profetiza el poeta colombiano.

LA OBRA DEL AUTOR

Humana impermanencia es el tercer poemario que publica Lugar Común del poeta colombiano, antes ha publicado Wayfarer (Antología, 2013) y Tarea de Sísifo (2015). Wayfarer es una antología bilingüe vertida al inglés por la traductora colombo-americana Ana María Correa, quien reside en Santa Marta.

Teobaldo es autor de los poemarios Candela vida (1984), Duende de noche (1988), Arsamandi (1998), Polvo enamorado (2001), Doliente piel de hombre (2005) y Las orillas del canto (2007), todos publicados en España. Su poesía figura en varias antologías editadas en España y Canadá. Teobaldo es, además, un sobresaliente crítico literario y estudioso de la novela colombiana e hispanoamericana, muy reconocido en Estados Unidos y Canadá.

Pasión articulada (Antología, 2007), editado por los sellos Exilio-Mesosaurus, es el único libro de Noriega publicado en Colombia.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *