Connect with us

Nación

Presidente objetó la ley que buscaba trabajo estable para las madres comunitarias

Opinión Caribe

Published

on

El jueves 26 de enero, cuando ya parecía una realidad el proyecto de ley que les iba a asegurar contrato de trabajo a término indefinido y subsidio permanente a la vejez, el presidente Juan Manuel Santos objetó el proyecto de ley.

Para el presidente, el proyecto de ley resultaba inconveniente en su integridad, pues, según el mandatario, resulta contrario a la Constitución y genera un impacto fiscal de cerca de 800.000 millones de pesos.

la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Cristina Plazas explicó que las madres comunitarias ya tienen un contrato laboral en el que se les garantiza todos los derechos “no es cierto que al objetar esta ley no vayan a estar formalizadas porque eso ya está estipulado”. También explicó que el proyecto de ley 127 de 2015, no formaliza a las madres comunitarias sino establece que el ICBF debe contratarlas directamente y debe volverlas servidoras públicas.

En términos prácticos, si el proyecto se convirtiera en ley se «le va a dar más prioridad a las madres comunitarias, al capital humano, que a la atención real de los niños y el artículo 44 (de la Constitución) dice que los derechos de los niños priman sobre los demás», explicó Claudia García, gerente de madres comunitarias del ICBF.

Pero el autor del proyecto de ley, el senador Alexander López del Polo Democrático, está en desacuerdo con este argumento e incluso asegura que al objetar la ley se afecta también a los menores.

“El gobierno no puede ser miserable con las madres comunitarias. ¿A quién le dieron el premio Nobel de Paz? Al que tiene la mano tendida para los violentos a los que les van a dar salarios y seguridad social y hace lo contrario con más de 50.000 señoras que cuidan a niños en condición de vulnerabilidad” aseguró Alexander López a El Espectador.

López agregó que “es mentira el argumento de que la contratación de las madres comunitarias generaría un gran impacto fiscal. Esa plata ya se la están dando a fundaciones que además reciben beneficios tributarios, lo que pretendíamos era eliminar esa intermediación y que fuera el estado directamente el que les garantizara el trabajo a las madres”.

Hace casi un año, las madres comunitarias del país se ubicaron frente de la sede del ICBF en Bogotá durante 11 días, precisamente para protestar por las precarias condiciones laborales. Este jueves, con la objeción al proyecto de ley, Olinda García, líder del gremio, anunció que está previsto el inicio de un nuevo paro nacional.

De acuerdo con RCN Radio, García dijo que “con esta decisión el Gobierno termina de matar la labor de las madres comunitarias. No entiendo cómo le dan un Nobel de Paz al presidente Santos, quien es el mayor violador de nuestros derechos”. Así las cosas, advirtió: “el martes tomaremos la decisión de cuándo arrancamos un paro nacional”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *