Connect with us

Análisis

Biocomercio y exportación del banano orgánico

Avatar

Published

on

Son considerados ‘orgánicos’ todos los alimentos, que en ninguna etapa de su producción se le adiciona fertilizantes, herbicidas, pesticidas, químicos o derivados, así como tampoco en los suelos donde son cultivados los productos o materias primas que forman parte del producto. Se busca que la sanidad sea perfecta y se le agrega calidad.

[Leer introducción del especial: “Magdalena, enclave bananero”]

Las características del producto deben tener superioridad y legalidad en todo el proceso de producción y debe ser rastreable. Todo ello, forma parte de la certificación orgánica.

CÓMO CULTIVAR BANANOS ORGÁNICOS

El cultivo orgánico del banano se puede realizar en zonas con climas tropicales o subtropicales, ya que esta planta necesita de altas temperaturas y porcentajes de humedad.

[Leer nota: “Como funciona una finca bananera”]

Al realizar un cultivo orgánico del banano, sabemos que los frutos que se consumen carecen de pesticidas, por lo cual son extremadamente saludables.

Además, es muy importante reconocer, que durante toda la etapa del cultivo no se causa ningún daño al medio ambiente cercano.

La siembra del banano se puede realizar durante todo el año, porque necesita de temperaturas elevadas y condiciones de alta humedad, las cuales se encuentran presente en los 12 meses del año en los climas tropicales y subtropicales.

Es aconsejable que el sitio donde se cultive el banano sea plano y que las napas de agua subterránea no se encuentren muy superficiales. La primera actividad que debe realizarse es desmalezar el suelo, para la cual no se puede utilizar ningún producto químico.

El cultivo del banano orgánico se inicia con la siembra de estacas, estas deben estar separadas por 3 metros de distancias, ya que el árbol del banano es de grandes dimensiones.

[Leer nota: “Daabon, pioneros del banano orgánico”]

El manejo de plagas o afecciones negativas del banano es muy importante de realizar. Para estos casos existen varias técnicas para aplicar, como, por ejemplo, mejorar el drenaje del suelo, impidiendo que algunos hongos ataquen las raíces. También se pueden utilizar trampas ecológicas, las cuales pueden ser cebos naturales que atraigan a los insectos que atacan el cultivo.

En los últimos años, la demanda de banano orgánico ha aumentado.

PROCESO DEL ORGÁNICO PARA EXPORTACIÓN

En lo que respecta a las labores de cosecha, corte y empaque, no se presentan diferencias significativas entre el cultivo de Banano Orgánico y el de Banano Convencional.

El banano se cosecha cuando está verde, el estado de desarrollo en que se cosecha se conoce con el nombre de Grado o Edad, razón fundamental para optar que el grado de corte de la fruta se debe al país al que va a ser transportado, dependiendo de su distancia.

[Leer nota: “Como funciona una finca bananera”]

Según se va desarrollando la fruta, el grado va aumentando, a la vez que se pierden las angulosidades o las aristas de los dedos que conforman las manos. Una buena ayuda para la cosecha uniforme es la que se realiza por edad. El procedimiento consiste en que al momento de realizar el enfunde se amarra la funda con cinta, de colores distintos para cada semana; este sistema sirve, además, para calcular la cantidad de fruta disponible. Las labores de cultivo necesarias para la obtención de la cosecha son:

  • Embolse prematuro (para evitar el daño de insectos). Se ubica la bolsa a la bacota recién parida sin abrir las bráqueas.
  • Desflore. Una vez que las manos cambian de posición hacia arriba, las flores blandas son retiradas de la punta del dedo.
  • Desmane. Consiste en separar la mano más pequeñita que se denomina falsa y dos o tres manos siguientes, para que las demás se desarrollen y llenen mejor para cumplir las calidades exigidas.
  • Corte de dedos laterales o extremos de la mano. Separar uno o dos dedos de los extremos de la mano para mejorar el empaque en la caja.
  • Desbacote. Consiste en retirar de la punta del vástago o raquis las flores masculinas envueltas en brácteas, dejándola alargar un poco.
  • Espuelas. Son uno o dos dedos pequeños que se dejan de las manos que se retiran en el proceso de desmane, y sirven de espuelas al racimo para evitar que las infecciones entradas por el corte de la bacota suban a las manos sanas del racimo.

Una vez finalizadas estas labores se identifica el racimo con una cinta para ser cortado en once o doce semanas.
En algunos casos se utilizan ligas de caucho degradable que se colocan alrededor de las manos para que queden uniformes y compactas, y de este modo mejorar la calidad y el empaque de la fruta.

  • Uso de daipas. Consiste en una bolsa pequeña que se le pone a la parte interior de la mano para mejorar su calidad, y evitar el daño de la punta del dedo a la mano inmediatamente superior. En muchos casos las daipas son sustituidas por los cuellos de monja completos.
  • Cuello de monja completo. Consiste en láminas de esponja en forma de babero completo, que se colocan entre las diferentes manos del racimo para protegerlas del daño de punta que ocasionan los dedos de las manos inferiores, y de esta manera reducir los daños de merma en el proceso de empaque.
    Una vez finalizada esta labor el racimo debe quedar enfundado completamente hasta la cosecha.
  • Amarre. Consiste en amarrar la planta de la parte superior con dos piolas (cabuya) a un cable aéreo o en forma de antena a dos plantas que estén opuestas para que no se agachen ni caigan por el peso del racimo.

CORTE Y EMPAQUE

De acuerdo con el país el sistema de corte difiere según el tipo de transporte de la fruta hacia la empacadora, ya sea por el sistema tradicional o por el de Banempac.

En el primer caso se transporta el racimo completo; en el segundo, se transportan las manos separadas del raquis o tallo.

En la región Caribe solo se emplea el sistema tradicional. Para los dos casos se requiere de una o más cuadrillas, según el tamaño de la bananera y están compuestas de: un ayudante, los cortadores y cargadores. El ayudante calibra el racimo, corta los amarres, deshoja y agobia la planta.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *