Connect with us

Blog

Nace un jefe político

Avatar

Published

on

Por Víctor Rodríguez

Me contaron los abuelos que hace tiempo, navegaba un planchón (los mal pensados dirán: va a hablar de parapolítica) por el río Magdalena cruzaba la orilla de Punta de Piedras, municipio de Pedraza hasta Calamar, llevando a un díscolo jovenzuelo para que atravesara tres departamentos y así llegar a la modernidad. Magdalena, Bolívar y Atlántico esa era la realidad hace 50 años y que hoy se mantiene gracias a que nuestros honorables padres de la patria no han podido cambiar.

Franklin del Cristo Lozano de la Ossa encarna la historia (a medias) de muchos magdalenenses, desconectados de la capital, de las oportunidades, de muchas cosas. Para salir del pueblo viven una odisea solo con la movilidad. Zapayán cuenta con una trocha que solo en verano es transitable por la vía Pivijay, Caño de Agua, Punta de Piedras, de lo contrario, toca por el río.

Nuestro honorable representante Franklin Júnior ha ido trepando posiciones a lo largo de su vida política, es célebre la disputa con el fallecido ‘Chiry’ Castillo a quien le ganó en los tribunales lo que perdió en las urnas.

Franklin Júnior se vistió de diputado, fue presidente de la corporación y supo conseguir el apoyo de su jefe político Jorge Caballero, ante la coyuntura de su inhabilidad por parapolítica.

Meritorios sus logros personales. Son pocos o escasos los que teniendo un origen similar pueden llegar a ser presidente de la Cámara de Representantes (es su sueño manifiesto) para la próxima legislatura. Atrás quedaron sus primeros meses de Representante donde debió tener como oficina los pasillos del Congreso.

Ahora se siente jefe, por encima de quienes en el pasado lo apoyaron. Así es la política, atrás queda el municipio que se desprendió de Pedraza en tiempos de Vives Menotti, ahora su centro de operación es Barranquilla.

Dicen los meseros de El Merendero, que es un cliente excelente, generoso en propinas, de opíparas francachelas, donde se da cita lo más granado de la Subregión Río para estructurar la campaña de la mano de su guardia pretoriana, Ordóñez, Sangregorio, Cardiles y González. Y cantan canciones de su coterráneo Abel Antonio Villa, “la muerte de Abel Antonio, en su tierra la vivieron los muchachos…”

A sus vecinos de nada les ha servido que él esté en la Comisión V, la conectividad es igual de precaria en el Magdalena. En los pasillos del poder le llaman cariñosamente ‘Ley 100’ a los que preguntamos solo nos dijeron: “es quien maneja más hospitales en el Magdalena” y paso seguido, “reserva mi nombre como fuente, mira que trabajo en la Secretaría de Salud y el jefe también es cuota de él”.

No hay duda, Franklin volverá a salir elegido, nace un nuevo jefe político en el Magdalena, se ha hecho solo, “no ha necesitado de nadie” (lo dijo en una parranda), le contestaron, “pero el alcalde de Aracataca vota contigo”, a lo cual respondió, “eso es gracias a que le di el aval cuando nadie se lo quería dar, además, buen billete a varios proyectos he llevado”, “pero en Ciénaga te ayudan con unos votos”, a lo que contestó, “esos votos son míos, pregunta los recursos que gestioné”; “pero Franklin, te tienen que estar ayudando”, y contesta “alguito, pero más he dado de lo que he recibido”.

No hay duda, de las cinco credenciales que representan al Magdalena en la Cámara, una tiene nombre: ¡Franklin del Cristo Lozano de la Ossa, nuevo jefe político!

Espere pronto:
Por qué el Gobierno ordenó liquidar en el 2006 la Empresa Social del Estado (ESE) José Prudencio Padilla

La entidad prestaba el servicio de salud a 400 mil afiliados al Seguro Social en Sucre, Atlántico, San Andrés, Cesar, Guajira, Magdalena y Bolívar.

Quienes estuvieron, que pasó y por que pasó.
Impunidad rampante de filipichines

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply