Connect with us

Edición impresa

“Lamentablemente se hizo poco caso a lo propuesto en el Observatorio Distrital de Seguridad”: Caicedo

Avatar

Published

on

El exalcalde y líder del movimiento Fuerza Ciudadana, Carlos Caicedo, considera que la amenaza potencial se ha incrementado recientemente ante el regreso de jefes de grupos paramilitares que fueron extraditados y quienes han recuperado su libertad por pena cumplida, para contrarrestar esto se requiere consolidar una fuerte presencia de la Administración Distrital, para que, de la mano de las comunidades rurales, ejecute los proyectos y recursos de inversión social.

Esta entrevista hace parte de un informe especial de Opinión Caribe Silenciosamente intimidante

¿Qué riesgos potenciales tiene el territorio?

Los riesgos potenciales que implica la consolidación de actores criminales de antiguo origen o de nuevo tipo, serían destrozos para las comunidades, la institucionalidad y los territorios de la Sierra Nevada de Santa Marta, así como el Parque Tayrona y el área urbana de la Capital del departamento.

La amenaza potencial se ha incrementado recientemente ante el regreso de jefes de grupos paramilitares que fueron extraditados y quienes han recuperado su libertad por pena cumplida, pues varios, según múltiples denuncias se disponen a volver a delinquir, bien sea con el contrabando desde Venezuela, el tráfico de cocaína, o la extorsión a campesinos, pequeños comerciantes o a la naciente industria turística.

En el año 2015, en mi condición de alcalde de Santa Marta, construí con el Observatorio Distrital de Seguridad un informe que presentamos al consejo de seguridad, a las altas autoridades del Ejército, la Policía y la Fiscalía para que se tomaran medidas preventivas en la zona. Entonces nos preocupaba que el cumplimiento de penas en Estados Unidos, y el eventual retorno de ex jefes paramilitares derivaran en la recuperación del territorio por parte de actores armados ilegales ligados a bandas crimínales sucedáneas de los paramilitares, e incrementaran los riegos para la seguridad en la región.

En ese informe, además, hacíamos la recomendación de que se establecieran parámetros de seguimiento y acompañamiento, y diseñamos la ruta institucional complementaria. Lamentablemente poco caso se hizo a lo que propusimos.

Los ataques y amenazas a líderes sociales y funcionarios públicos (docentes, guardabosques) se han incrementado tanto en la zona de montaña como en la Troncal. Este sector es el área más vulnerable de este importante territorio para el futuro de la ciudad, pero sobre todo para las comunidades que lo habitan.

La actividad turística ha adquirido un importante papel de la economía de la región, beneficiando a trabajadores del sector, pequeños comerciantes y a los agricultores y por ende a sus familias; la relativa tranquilidad y la seguridad que se han vivido en los últimos años empieza a dejar su lugar a la incertidumbre y al miedo. Este clima debe ser erradicado por las instituciones y autoridades civiles y de Policía.

¿Cuál es la recomendación para mitigar su impacto?

Mis recomendaciones para superar la situación de creciente inseguridad en los micro territorios de la Sierra Nevada son una batería de propuestas e iniciativas del siguiente orden:

Plan de Protección especial a los derechos humanos de las comunidades de la Troncal y la Sierra Nevada y a los líderes sociales, comunales, de víctimas, indígenas, campesinos, ambientales, turísticos, emprendedores, y garantías de no repetición.

De manera urgente debe convocarse un consejo nacional de seguridad para definir un plan de acción integral para la Sierra Nevada en su conjunto en los tres departamentos.

El Batallón de Alta Montaña debe regresar de nuevo a enfrentar la delincuencia fortaleciendo la labor de inteligencia de manera contundente y las tareas de proteger a la población civil. De la Policía debemos exigir un incremento del pie de fuerza y mayores resultados en razón del apoyo que en estos dos gobiernos del cambio les hemos dado.

Bajo la tutela del estado territorial se ha trabajado en la formulación del Plan de Desarrollo con Enfoque Territorial- PDET- cuya financiación y ejecución por parte del Gobierno Nacional, es una prioridad para reparar la deuda histórica con el Territorio y las comunidades, azotados por las múltiples violencias a lo largo de varias décadas.

Así mismo, necesitamos consolidar una fuerte presencia de la Administración Distrital, para que, de la mano de las comunidades rurales, ejecute los proyectos y recursos de inversión comprometidos en el Plan de Desarrollo en materia de Salud, educación, cultura, deporte, infraestructura, productividad agrícola turística y seguridad.

A su vez para la Sierra Nevada en sus conjunto en los tres departamentos debe crearse un organismo público de carácter especial con personería jurídica y patrimonio autónoma y composición colegiada, integrado por entidades nacionales, y territoriales, organismos de cooperación y del sistema de naciones unidades, pueblos indígenas, y comunidades campesinas emprendedores turísticos, empresarios agrícolas, organizaciones ambientalistas, culturales , académicas y científicas para construir y ejecutar una agenda de Gestión territorial y ambiental incluyente con enfoque sostenible y del buen vivir.

Asimismo, la ONU debe nombrar un relator especial en razón que la Sierra Nevada de Santa Marta tiene la condición de ser reserva de biosfera de la UNESCO, y su patrimonio natural y humano está en riesgo por las amenazas ambientales y de seguridad.

La necesidad de realizar talleres y seminarios o impartir asignaturas (en las escuelas, en los barrios y en las comunidades rurales) sobre la cultura de paz, legalidad y resolución de conflictos es también urgente. A través de proyectos educativos y de divulgación de material pedagógico, se pueden transmitir a los más jóvenes las herramientas para resolver conflictos y diferencias que no impliquen el uso de la violencia. Aclimatar la Paz en el imaginario cultural de la región es una prioridad.

Santa Marta no puede perder otra vez este territorio sagrado y fuente de vida. Urgimos al gobierno nacional para que a la par combata con sus fuerzas armadas y de policía a los actores criminales y disponga de los recursos de inversión que sean necesarios para proteger de una vez y para siempre la vida humana, la reserva de biósfera, las comunidades ancestrales y campesinas y los emprendedores del turismo sostenible asegurándoles condiciones dignas de existencia, bienestar y felicidad.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *