Connect with us

Edición impresa

¿Detenidos en el tiempo?

Avatar

Published

on

Mientras que Cartagena avanza para convertirse en el destino turístico más deseado y Barranquilla se posiciona industrialmente, Santa Marta da pasos más lentos en su consolidación como un destino de naturaleza, sol y playa.

Daniela Pirela Wisman

Santa Marta, Barranquilla y Cartagena comparten una excelente ubicación sobre las tranquilas aguas del mar Caribe que bañan al norte de Colombia, cada una tiene una fortaleza que la hace diferente: Santa Marta es un destino de naturaleza e historia; Barranquilla tiene un gran crecimiento industrial; y Cartagena, una gran historia que se refleja en cada una de las calles de su Centro Histórico y Murallas.

En la capital del departamento del Atlántico, Barranquilla ha registrado un buen desempeño industrial. En enero de 2019 en cuanto a la producción de la industria y las ventas del comercio, de acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, su crecimiento fue del 9 por ciento y del 2.1 por ciento, respectivamente, en comparación con el mismo mes del año 2018.

Además, de acuerdo con la Agencia de Promoción de Inversiones de Barranquilla y el departamento del Atlántico, ProBarranquilla, datos preliminares de 2014 muestran que el Atlántico es el sexto departamento de Colombia con mayor participación en el PIB Nacional, y el séptimo en el PIB Industrial nacional. Y a un lado de lo industrial, se encuentran las grandes cadenas hoteleras que ofrece Barranquilla, así como la amplia oferta de alta gastronomía y los grandes centros comerciales.

La crisis de abastecimiento de agua en Santa Marta la sitúa por debajo de otras ciudades del Caribe.

El administrador de Empresas Turísticas y director del Programa Administración de Empresas Turísticas de la universidad del Magdalena, Humberto Calabria, señala, que “Barranquilla es una ciudad con vocación industrial, pero vemos infraestructuras que apuntan al desarrollo turístico como es la recuperación del río Magdalena; el malecón, entre otros atractivos”.

Por su parte, Cartagena, capital del departamento de Bolívar, parece darle la mano a Barranquilla y aprovecharse de su crecimiento industrial para atraer gran cantidad de visitantes que buscan recorrer las calles históricas de la ciudad. Tan así, que en estos momentos están terminando la doble calzada que conecta a ambas ciudades, la conocida ‘Vía al Mar’, un proyecto que no solo acorta las distancias, sino que también, brinda seguridad teniendo en cuenta que por este tramo no se movilizan vehículos de cargas pesadas. Cartagena es un destino turístico consolidado y la llegada de visitantes es cada vez más creciente, por mar, aire o carretera.

De acuerdo con la agencia de promoción de inversiones de la ciudad y el departamento, Invest In Cartagena y Bolívar, cada uno de los 26.000 kilómetros cuadrados del departamento de Bolívar representa una oportunidad y junto a su capital se ha consolidado como unos de los principales polos de desarrollo del Caribe colombiano. La conectividad aérea se robustece con la llegada de nuevas aerolíneas extranjeras, y los viajeros de cruceros pueden llegar a bordo de sus naves o embarcarse en la ciudad. En materia hotelera, gastronómica, portuaria, aeroportuaria, de convenciones, de inversiones relacionadas con el turismo, Cartagena vuela alto.

Por otro lado, se encuentra Santa Marta, la capital del departamento del Magdalena, una ciudad que sigue escalando posiciones en el listado del turismo nacional y mundial y que se ha convertido en un lugar popular para visitar durante todo el año. Además, se encuentra en una zona privilegiada, muy cerca de aguas de mar, tranquilas y transparentes y también de un clima húmedo y llanuras tropicales. Tiene recursos naturales increíbles, la diversidad cultural refleja la descendencia indígena, española y africana de sus habitantes. Hay muchos sitios dignos de ser visitados, porque allí confluyen la historia, la recreación, descanso, cultura, placer y demás.

Sin embargo, turísticamente Santa Marta avanza de manera lenta y parece de espaldas al crecimiento de Barranquilla y no aprovechar, como lo hace Cartagena, de sus avances industriales, los mismos que pueden usar a los samarios y magdalenenses para activar su economía y poner todo su empeño en un turismo organizado y de alto vuelo por los atractivos que caracterizan a la ciudad y a los municipios del departamento.

Los barranquilleros piensan, así lo parece, que para llegar hasta Cartagena tienen asegurado un buen recorrido de ida y regreso; mientras que venir a Santa Marta les significa complicaciones no solo por las condiciones lamentables de la vía, sino por los constantes bloqueos que se presentan, debido a un sinnúmero de protestas por los pésimos servicios públicos que se prestan en los municipios ubicados a lado y lado, y que pueden poner en riesgo su integridad.

Además, gracias a la doble calzada que une a Barranquilla con Cartagena, se ha reactivado el turismo en aquellos municipios de ambos departamentos de estas capitales que han comenzado a ser explotados turísticamente. Tal es el caso de Salgar y Puerto Colombia en Barranquilla; y Galerazamba, un corregimiento ubicado en el municipio de Santa Catalina, departamento de Bolívar, y que en los primeros meses de 2019 ha sido la sensación por su mar rosado.

La vía que une a Santa Marta con Barranquilla exige una gran inversión para solucionar la erosión contera y la conectividad vial.

UNA VÍA 4G, ¿Y PARA EL MAGDALENA?

La doble calzada entre Cartagena y Barranquilla es uno de los proyectos viales de 4G más importantes para el comercio internacional colombiano y para el fomento de turismo. Según la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, el avance de las obras llegaba en el mes de marzo al 92 por ciento. Esta carretera de la doble calzada Cartagena – Barranquilla se inicia en el norte de Cartagena, cuenta con un viaducto de 4.7 kilómetros, considerado el más largo de Colombia, atraviesa la Ciénaga de la Virgen y, en su conjunto, el proyecto tiene una inversión de 1.7 billones, según un informe de la ANI.

Santa Marta y Barranquilla cuentan con una vía de una sola calzada que debe compartirse con vehículos de carga pesada. Además, esta tiene puntos críticos consumidos por la erosión costera. Sin embargo, luego de una lucha del Gobierno Departamental del Magdalena, líderes de gremios y el sector privado, al proyecto de la doble calzada Ciénaga – Barranquilla le dieron luz verde.

Así lo confirmó el gerente de proyectos del Magdalena, Fabio Manjarrés Pinzón, quien aseguró, que en el marco de la reunión de revisión de proyectos estratégicos de la región Caribe con el Ministerio de Transporte en la ciudad de Cartagena, la jefa de esta cartera nacional, Ángela Orozco, ratificó que esta obra se ejecutará con la nueva propuesta planteada por la Gobernación del Magdalena.

La propuesta contempla que la iniciativa privada ejecute los 40 kilómetros de Doble Calzada Ciénaga – Barranquilla prescindiendo de los tramos ubicados en los kilómetros 19 y 28 mientras se determina una alternativa ambiental, técnica y financiera para la construcción de dos viaductos en esos puntos, obra que sería construida por la Nación y termine 8.6 kilómetros restantes de la Variante Sur de Ciénaga.

La Troncal del Caribe entre Ciénaga – Barranquilla presenta sectores con un alto riesgo de erosión marina, ya que el fuerte oleaje al que está expuesto el frente de la barra ha socavado las playas, las lagunas y los pantanos de manglar, fenómeno que ha originado que en algunos sectores subsista apenas una franja de separación de pocos metros. Los sitios más vulnerables son los kilómetros 19 y 28. Las zonas de manglar, las dunas y las ciénagas, particularmente en el sector de Cuatro Bocas, Tangará y Parques Isla de Salamanca, también se encuentran muy erosionadas.

José Miguel Berdugo, director ejecutivo de la Asociación de Empresarios del Magdalena afirmó, que “la competitividad tenemos que mirarla no solo desde el Magdalena, sino desde la región Caribe y el país, no podemos olvidar que los principales puertos del Caribe están en Santa Marta, Barranquilla, y Cartagena, por tanto, hay que pensar en una interconectividad entre sí; en el caso que la vía no se dé, la competitividad nacional se verá ampliamente afectada”.

En Santa Marta la informalidad hace parte de los entornos turísticos

SECTOR PRIVADO, JALONADOR DE LA ECONOMÍA

De acuerdo con el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, Colombia se ha convertido en uno de los países más atractivos para los capitales foráneos, gracias a la seguridad jurídica que ofrece a los inversionistas y también a la adopción de políticas para potenciar el desarrollo empresarial y consolidar al país como un destino turístico de talla mundial.

El alto funcionario señaló, que el Gobierno Nacional implementará una estrategia para jalonar inversión foránea bajo atractivas condiciones y también para promover un mayor crecimiento económico que esté soportado en sectores de alto potencial como el turismo y la economía naranja. “Tenemos que ser más productivos y competitivos como Nación. Eso supone construir equidad y no tener vergüenza de reconocer el valor del empresario y de animar la iniciativa privada con estrategias que permitan mayor desarrollo”, sostuvo el Ministro, al enfatizar que a nivel regional Colombia es uno de los países más receptores de inversión.

“Estamos comprometidos con el hecho de que el sector privado debe ser un jalonador de la economía. Por ello, buscamos dar estabilidad institucional, seguridad jurídica y promover la simplificación de trámites como una forma de facilitarles la vida a quienes hacen empresa en Colombia”, precisó el Ministro durante su intervención.

Agregó, que el Gobierno tiene entre sus metas de atracción de capital extranjero, promover la llegada de grandes inversiones (de US$339 millones en adelante) y, además, el ingreso de megainversiones (de US$1.000 millones). “Todo el Gobierno se convierte en el mejor vendedor de país. Se trata de atraer inversión para esta Nación. Hay sectores como infraestructura, energía, industrias creativas, construcción, agroindustria, servicios TIC, metalmecánica, químicos y ciencias de la vida que ofrecen grandes oportunidades de crecimiento”, aseguró el ministro Restrepo.

En este sentido, el Magdalena parece no ser un territorio atractivo para el sector privado, pues José Miguel Berdugo, director ejecutivo de la Asociación de Empresarios del Magdalena, explica, que “hicimos un comparativo con la Asociación Empresarios del Magdalena hace tres años teniendo en cuenta ciudades como Barranquilla, Bucaramanga y Cartagena. Encontramos que las favorabilidades de Santa Marta no son las mejores, razón por la cual las personas prefieren buscar otras alternativas para invertir.

“El hecho de que no haya nuevas empresas se debe a toda una estrategia de buscar inversiones e inversionistas que traigan riquezas y prosperidad a la región, que es lo que no se está dando. Esto no es en relación con ningún tipo de administración en particular, sino que es un fenómeno que se está viviendo en la ciudad, de modo que hay se debe descubrir de qué manera debemos crear favorabilidades para que haya nueva inversión en el territorio”.

MOTIVAR AL EMPRENDEDOR

Andrés Felipe Vives Calle, director de Competitividad de la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena, precisó, que la competitividad está ligada al concepto de productividad, porque el emprendimiento es clave dentro de cualquier desarrollo territorial, “quien empuja de verdad el crecimiento de un territorio es la empresa, porque es la que tiene la capacidad de producir riqueza”.

Cartagena avanza para convertirse en el destino turístico más deseado.

De igual forma, añadió, que desde la Cámara de Comercio hay diversos programas para apoyar a los emprendedores, como es el caso de ‘Empréndelo’, “un proyecto que estamos ejecutando con el Banco Interamericano de Desarrollo, en alianza con otras 14 cámaras de comercio a nivel nacional. Estamos llevando un proceso de formación con el emprendedor, lo ayudamos a aterrizar su modelo de negocio y hacerlo crecer para que genere mayor atracción. Eso trae beneficios como la generación de empleo, el consumo local, porque la capacidad de consumo del departamento del Magdalena es baja y eso ayuda a que haya más dinero en esta zona y que el emprendedor empiece a consumir bienes y servicios en el mismo territorio para transformar y ser más productivos”.

CONEXIÓN INTERNACIONAL

El director de Competitividad de la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena, Andrés Vives, manifiesta, que han identificado que los emprendedores locales tienen una visión muy territorial, es decir, no conciben la posibilidad de conectarse con mercados internacionales. “Muchas veces el emprendedor se concibe solo como observador del mercado natural, es decir, su ciudad, sus familiares o amigos, pero no recuerdan que tenemos acuerdos comerciales y que haciendo la tarea con entidades como la Cámara y apoyándose en la academia, pueden conquistar mercados internacionales”. De igual forma agregó, que la Cámara de Comercio impulsa los emprendimientos y las ideas de negocio, en aras de que sean más productivas e innovadoras.

SANTA MARTA FRENTE A LAS DEMÁS

De acuerdo con la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo, Anato, los destinos de playa siguen como los preferidos por los turistas al momento de elegir sus vacaciones en cualquier temporada. Con una calificación de 35.9 por ciento son los más vendidos por las Agencias de Viajes Cartagena, San Andrés y Santa Marta.

Según Corpoturismo, en Cartagena de Indias en los últimos tres años, iniciaron operaciones hoteles como Hyatt Regency, y Conrad Hilton; hasta el momento no existe un dato preciso sobre nuevas inversiones, pero existe interés del Palladium Hotel Group.

La base del Registro Nacional de Turismo, RNT, del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, da a conocer, que a corte del mes de septiembre de 2018, la ciudad de Cartagena de Indias cuenta con 37.799 camas distribuidas en 21.935 habitaciones en 343 hoteles.

La estadística anterior denota que Cartagena en cuanto a número de camas cuenta con mayor capacidad que Santa Marta; mientras que Barranquilla, una ciudad con vocación industrial cuenta con 8.410 habitaciones y 11.623 camas.

Las estadísticas de Citur indican, que la ocupación hotelera a corte de 2019 de Cartagena es del 72,87; mientras que Santa Marta está en 68,22; y Barranquilla en 47.55. Ello indica, que ‘La Heroica’ lleva la delantera en el sector turístico en la región Caribe.

Otra variable analizada por Citur es la capacidad de servicio de platos vendidos en restaurantes de Cartagena que mantiene un porcentaje 87; mientras que Santa Marta esta en 40.1; y Barranquilla, no tiene estos datos registrados; es decir, ‘La Heroica’ lleva la delantera. La duración de un turista de acuerdo con la oferta, según las agencias de viaje en la ‘Ciudad Amurallada’ es de promedio 2.8 días; y en Santa Marta es de 3.98. De este ítem se puede deducir, que los turistas duran más tiempo en la ‘Perla’ de América.

“Las tres ciudades tienen apuestas diferentes, Barraquilla le apuesta más a la parte industrial; Santa Marta tiene la facilidad y ventaja de conjugar en un mismo espacio geográfico, escenarios naturales, pero también cultura ancestral típicas de la Sierra y sitios históricos como ciudades ancestrales vivas. La parte cultural e histórica en el Centro tiene un turismo que se abre al avistamiento de aves hacia Minca y las estribaciones de la Sierra Nevada. Turismo especializado que no se da en lugares como Barranquilla y Cartagena, mantiene un turismo tradicional con el Centro con declaración de sostenibilidad, el turismo que se lleva a cabo en el Parque de Corales de la Isla del Rosario y San Fernando. Cada una de las ciudades tiene su propio potencial”, afirma el administrador y docente, Humberto Calabria.

Por otro lado, Anato señala, que se debe resaltar el aumento de Cartagena frente al resto de ciudades para la temporada de mitad de año de 2018, en la cual alcanzó un 17 por ciento, es decir, cerca de 6 puntos porcentuales más que la misma temporada de 2017; mientras que Santa Marta pierde un puesto frente a Bogotá, pues pasó de la tercera posición en 2017, a la cuarta durante la temporada de mitad de año 2018.

Los destinos internacionales más vendidos por las agencias de viajes durante la temporada de mitad de año 2018, en los primeros 8 destinos del top se mantienen frente a la misma temporada del año anterior. El primer cambio se presenta en la posición número 9, allí, Medio Oriente se ubica al haber ganado tres posiciones por encima de destinos como Inglaterra, Argentina y Aruba, de acuerdo con Anato. Colombia no aparece en este ranking.

Por su parte, el director del Programa Administración de Empresas Turísticas de Unimagdalena, Humberto Calabria, recomienda, que “se necesita mayor articulación entre la academia y entes territoriales para sacar adelante a la ciudad en materia de turismo. Que el gremio se organice para consolidar una ruta de turismo internacional y la educación es fundamental para alcanzar esto”.

A pesar de no tener vocación turística, Barranquilla se ha arriesgado y tiene lugares que atraen visitantes, así como cadenas de hoteles y restaurantes.

UNA PROPUESTA DE EXPANSIÓN

El diputado del Magdalena y profesional en Gestión y Desarrollo Urbano, Luís Vives, señala, que se ha hablado mucho sobre el tema de la ampliación de la pista del aeropuerto de Santa Marta, “si bien es cierto que nosotros necesitamos pensar en un aeropuerto de talla internacional, lo es también, la ampliación de la pista en unos 500 metros. Tenemos 1.700 menos, la franja de seguridad son 1.500, por tanto, la pista debe tener entre 2.000 y 2.200 metros. Los aeropuertos internacionales tienen pistas de 3.200 metros, una pista grande debe ser de 2.500 metros para arriba y nosotros no la tenemos”.

Asimismo, no hay una verdadera vocación del departamento como capital del Magdalena Grande, “hoy se divide en departamentos, pero estos no tienen esos aeropuertos, nosotros podríamos ser esa plaza, para que el departamento del Cesar, La Guajira y el Magdalena se unan y así gozar de un gran aeropuerto internacional con una pista de más de 2.500 metros, para que no nos suceda lo que pasó con el vuelo de Miami, se abrió y casi enseguida fue cancelado. Los aviones pueden llegar aquí y después dirigirse a Bucaramanga, Medellín, Bogotá u otros destinos”.

 

 

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply