Connect with us

Entrevistas

“Han jugado mezquinamente con la necesidad de los samarios para hacer politiquería”: Juan P. DiazGranados

Opinión Caribe

Published

on

Juan Pablo DiazGranados, alcalde de Santa Marta durante el periodo comprendido entre el 2008 y 2011 rompió el silencio. Así lo señaló el exmandatario, quien precisó que se mantuvo distante y prefirió no dar opiniones acerca de la administración distrital pasada y la actual, pero que llegó el momento de desmentir las falsas verdades que se han encargado de difundir y que han sido aceptadas, pero no refutadas ni investigadas por la sociedad samaria.

¿Por qué se mantuvo callado y distante?

Una vez terminé en la Alcaldía tomé la decisión de no interferir en asuntos que tuvieran que ver con la administración distrital. Un poco por cortesía administrativa y política, y para ser respetuoso del espacio y tiempo que tiene casa gobernante.

Decidí pronunciarme para lo estrictamente necesario, cuando sentí que había necesidad de hacerlo, hice un par de pronunciamientos muy puntuales. Luego ese silencio de prolongo debido a la invitación que me hizo el presidente Juan Manuel Santos de acompañarlo en el Gobierno Nacional y asumí como viceministro de Agricultura, posteriormente, como presidente de la Agencia de Desarrollo Rural, entonces, tenía la responsabilidad como funcionario público del orden nacional y para no interferir en las agendas decidí no intervenir en asuntos que tuvieran que ver con Santa Marta.

Esa condición terminó hace poco y a raíz de una serie de verdades a medias, leyendas urbanas y falsas noticias que se han difundido al largo de estos años y que con acierto han penetrado en la psiquis de las nuevas generaciones, y no porque sean nuevas, es porque las redes sociales ya no obligan a la gente a investigar o tener rigor en las investigaciones, van creyendo lo que escuchan y replican sin confrontar si es verdad o es mentira.

Es decir que, ¿le han contado mal la historia a los samarios y se la creyeron?

Sí, les contaron mal historia y nos corresponde ahora tratar de reivindicarla. Dicha historia tiene un punto de vista diferente, y es el que buscamos dar a conocer con estas intervenciones, seguramente no será la primera ni la última. Estaremos más activos en las próximas semanas y meses, eso nos obliga a salir a los medios y sin procurar algo distinto a que sean quienes están en las calles y en las casas quienes tomen una determinación.

¿Lo sucedió a usted un gobierno mitómano? ¿Dónde están las mentiras?

Tengo una convicción que he ido desarrollando con el paso de los años, cuando he tenido la necesidad de hacer pronunciamientos en Twitter, a pesar de haber dicho que no interferiría con las actividades de los gobiernos locales, me toco hacerlo porque era de tal tamaño la mentira y tan ofensiva que había que hacerlo.

Mi tesis es que personas como Carlos Eduardo Caicedo son clínicamente mitómanas, yo podría tratar de encontrar otra serie de calificativos clínicos a su personalidad: esquizofrenia, paranoia o delirio de persecución, pero yo creo que es mitómano.

Él se cree la mentira y la explota muy bien. Son muchas las insinuaciones y las falsas verdades que este personaje se ha encargado de difundir a lo largo de los últimos años en la ciudad de Santa Marta. Es curioso porque es difícil encontrar un personaje en la geografía política colombiana tan oscuro, sorbido, tinieblo como él.

Posa de moralista, pero tiene serios cuestionamientos, no solo por delitos relacionados con la administración pública sino, también por homicidio. Este señor que se las da del faro moral de la sociedad en Santa Marta, que ofende y agrede indistintamente a todo aquel que no comparta sus ideales, es el mismo señor que está siendo procesado por tres homicidios, el mismo señor que tiene sus cuentas embargadas por supuestamente haberse feriado los recursos de la alimentación escolar de los niñas y niñas de la ciudad, y es el mismo señor que está siendo fuertemente cuestionado por la Procuraduría General con un fallo en contra en primera instancia por haber mal invertido el dinero para solucionar una parte de la distribución del agua en la ciudad de Santa Marta.

¿Es falso que saneó las finanzas del Distrito?

Este falso moralista anda predicando una serie de supuestas realidades en la ciudad que nos interesa contar, por ejemplo, dice que fue él quien saneo las finanzas distritales, y no es así, este proceso se remonta primero al año 2004 cuando arrancó el proceso con la administración de José Francisco ‘Chico’ Zúñiga y nosotros en un ejercicio serio y severo de tipo fiscal redujimos el tiempo de pago de la ciudad para sacarla más rápido de esa crisis.

Lo que estaba inicialmente acordado para pagarse hasta el 2017 se recortó al 2012 con un plan de ingresos y gastos muy serio, por ende, fueron esas dos administraciones las que sacaron adelante y del hueco financiero en el que se encontraba la ciudad y le entregamos al señor Caicedo una ciudad completamente saneada.

Dicen que usted entregó la salud de la ciudad en malas condiciones, ¿fue así?

Dicen algunos seguidores de Caicedo que yo entregué la salud endeudada y no fue así. Entregamos una salud completamente viable y saneada. Entregamos una Empresa Social del Estado, E.S.E, con un superávit de $5 mil millones, hicimos la clínica de segundo nivel en Pescaito y los líderes que fueron conmigo a esa inauguración con el ministro de Salud de esa época pueden dar testimonio, se hizo con lujo de competencia.

Esa clínica se hizo sin pedirle un peso de préstamo a los bancos, la hicimos con la caja de la E.S.E, costó $4 mil millones y tan sólida era la entidad que dio para financiar la clínica La Castellana sin acudir al crédito.

Dicen que es que DiazGranados sugirió una segunda modificación al acuerdo de la Ley 550 para poder sanear un déficit de salud, claro si es que el déficit es recurrente, lo que no pueden decir es que la ciudad estaba quebrada, entiéndase por sanidad fiscal cuando sus activos son superiores a sus pasivos, cuando sus ingresos pueden sostener el ritmo de sus gastos.

Yo encontré una ciudad que gastaba más de lo que recibía y la entregué totalmente saneada, recibía más de lo que gastaba y eso fue lo que les permitió a los gobiernos que se dicen populares, que para mí ya son populistas, como el de Carlos Caicedo y Rafael Martínez, cometer una serie de inversiones.

Entonces, no fue Carlos Caicedo quien saco adelante la Ley 550 y a la ciudad de la crisis, no, todo lo contrario, aquello que Carlos Caicedo ha intentado ejecutar ha terminado muy mal, aquello que Carlos Caicedo toca o rosa termina mal o judicializado y para la muestra de un botón miremos la cúpula que acompaña al Movimiento Fuerza Ciudadana, tiene más estructura de una pandilla que de un movimiento político, es una estructura piramidal, donde hay un capo en la cabecera, un mando medio que tiene más vicios de lugartenientes y abajo una base que obedece sin preguntar el por qué, simplemente lo hace y el que no lo haga es desterrado y abandonado a su suerte como le paso recientemente a la exfiel militante de Fuerza Ciudadana, Ingris Padilla, de quien me dijeron la estaba pasando muy mal y seguramente le va a pasar exactamente igual a Virna Johnson, a quien no conozco, pero tengo muchos amigos en común con ella y me cuentan que la está pasando muy mal por estos días, con cuadros de depresión muy severos.

Aclaro que no conozco a Virna, pero tengo un buen concepto de ella y le doy un consejo, nada pone más a prueba el carácter y la determinación de un ser humano que el ejercicio del poder. Si ella la está pasando mal ahora en campaña, no se imagina lo que le espera cuando este de alcaldesa, si la eligen. Con esto quiero decir que la parte interesante es la campaña en un debate político, luego viene el caos.

¿A quién se le debe atribuir el Sistema Estratégico de Transporte?

No fue a este falto profeta, este aparecido quien dice, además, que saco a la ciudad de la ley 550. Quiere hacer ver que fue él quien aprobó el Sistema Estratégico de Transporte Público y quien le dejo a la ciudad semejante proyecto de inversión. Yo siempre dije que ese proyecto de inversión individual más importante que haya tenido la ciudad en los últimos 50 años. Ese proyecto, por sí solo, costaba $400 mil millones, aun no hay otro proyecto en la ciudad que lo equipare.

Segundo, afirmé entre el 2009 o 2010 que el día en que ese proyecto estuviera en ejecución los samarios iban a notar el cambio, sería una Santa Marta antes y otra después.

La renovación urbana, los nuevos puentes, las nuevas avenidas, todo lo que ustedes han visto no son recursos de la administración como tal, son recursos del Sistema Estratégico de Transporte Público que Carlos Caicedo, en lo que práctica muy bien, porque para mí es el exponente numero de una práctica que he denominado el ‘sicariato reputacional’, se encargó de quitarle el nombre, lo que se llamaba Transporte Urbano Samario, TUS, hoy se llama Sistema Estratégico de Transporte Publico, Setp.

No le pudo cambiar el nombre de Sistema Estratégico de Transporte Público porque así se llama la política pública nacional, por ser un programa cofinanciado con el Gobierno Nacional y así se llaman todos en el país, pero ha intentado usurparlo diciendo que esto lo hizo el gobierno del cambio, me da mucha pena, pero la opinión pública tiene que saber que ese proyecto viene desde el 2008 y revisen la página del sistema, seguramente modificarán la página, pero allí dice que las aprobaciones de los documentos confis, compes , la aprobación de vigencias futuras, la oficina que gerenciaba la doctora Zully David, la empresa como tal, todo se creó entre el 2008 y el 2011, y todos los diseños con los cuales se han ejecutado estas obras los entregamos nosotros con el proyecto totalmente financiado.

¿Lo invertido si ratifica lo que estaba diseñado desde un principio?

En tiempos estamos exageradamente corridos porque todas inversiones debieron estar terminadas en el 2017. Asimismo, hay un agravante, en este sistema lo más importante no son las avenidas ni las vías, aquí lo importante es modernizar la prestación del servicio de transporte para que los usuarios de la ciudad tengan un mejor servicio.

¿Dónde están los buses? Se supone que no deberíamos tener buses como los que tenemos hoy, han mostrado una gran renovación entre comillas, de la flota, sí, son buses más modernos, pero no son los del sistema, lo que están planeados diseñados y costeados son buses para 80 pasajeros cada uno en casi 70 kilómetros nuevos de vías con ciclo rutas.

Se han dedicado cada vez que estamos es vísperas de un debate electoral a sacar dos o tres licitaciones para decirle a la gente que se están haciendo las obras.

¿Dónde están los buses? Porque puede que tengamos unas avenidas más modernas y todo lo demás, pero lo importante y de fondo aquí es la prestación de un servicio público de calidad a la ciudadanía, que la gente se movilice con dignidad y en el menor tiempo posible de un punto A a un puto B de la ciudad, todo esto lo dije hace muchos años, pero el señor Caicedo, en el ejercicio del ‘sicariato reputacional’ lo que se ha encargado de decir es todo lo contrario.

¿Cómo dejo usted la educación en el Distrito?

Me llama la atención que digan que no se entregaron avances en tema de educación, lo que sí puedo decir es que para el año 2011 no estábamos en el penúltimo lugar de calidad educativa como lo estamos hoy. Solamente superamos a Quibdo, la fuente de esta información es Santa Marta como vamos.

No se volvieron a construir mega colegios, los cuales están funcionando a plenitud con grandes ventajas. Cada mega colegio costó $9mil millones, construidos en menos de un año en hectárea y media, terrenos que me los dio la empresa privada a través de gestiones que hicimos con ellos. No tuvieron otrosíes en adiciones presupuestales y se hizo en el tiempo contractualmente establecido.

Fueron $27 mil millones de la época invertidos y actualmente la mega biblioteca lleva invertidos $30 mil millones, con eso hacíamos 3 mega colegios adicionales. La política de la primera infancia se perdió, la abandonaron, hicimos 5 jardines infantiles y en los últimos 8 años no se han hecho ninguno. Y dicen que no se les entrego un sistema de educación moderno o adecuado.

¿Qué pasó con la E.S.E?

Por primera vez hoy tenemos a la E.S.E intervenida por la Supersalud, se la robaron, la saquearon, la asaltaron en las narices del presidente de la junta directiva que es el alcalde, llámese Caicedo o Martínez, son responsables de ese asalto, hoy esa empresa debe $35 mil millones.

¿En qué se han invertido los recursos del Distrito?

Le pregunto a quien llegue este mensaje: si usted fuera alcalde de Santa Marta y tuviera $200.000 mil millones para inversión, ¿a qué le daría prioridad? A. Estadio, parque, biblioteca, publicidad, obras menores, etc. O B. Solución al problema del agua potable.

Creo que cualquiera respondería al unísono que al problema del agua. He descubierto que en el Gobierno Nacional no existe, al día de hoy 18/09/2019, un proyecto radicado para solucionar el problema del agua en Santa Marta. Hay ideas, reuniones en Bogotá o Santa Marta, pero no hay, después de 8 años de recibir una ciudad saneada y tener el dinero, no hay proyecto para la solución.

Se han gastado los recursos en un estadio que es una buena inversión, pero que no se ha terminado, en una mega biblioteca inconclusa sinónimo de mega corrupción y por la cual están a punto de ser imputados por la Fiscalía el señor Martínez y el señor Caicedo. También se lo han gastado en un excesivo gasto de publicidad, Rafael Martínez ha invertido $23 mil millones en publicidad, lo que no dicen es que fueron otras entidades que no pertenecen al sector central de la Alcaldía, como la Essmar de donde han sacado $1.600 millones menos de un año de creada.

De los Juegos Bolivarianos sacaron $20 mil millones, esto hoy es objeto de control excepcional por una denuncia que interpuso el representante a la Cámara, Hernando Guida ante el Contralor General de la República y yo espero que prontamente haya resultados sobre ese particular.

¿Hay crisis en Santa Marta?

Por supuesto que sí, hay una amalgama de sectores en crisis, la salud, educación, contratación, la E.S.E está quebrada, aumentó la pobreza, está mal el acueducto, pero tengo la firme convicción de que a Martínez y Caicedo jamás les ha interesado solucionarlo.

Ellos con el problema del agua lo que han hecho es politiquería, es una gran mezquindad porque se han aprovechado de la necesidad más sentida del ser humano que es tener un servicio de agua en sus hogares, han responsabilizado a quienes han estado antes que ellos en el ejercicio del poder, pero ellos que tuvieron el dinero gracias a la sanidad fiscal que les entregamos, que llevan 8 años, es decir, el doble del tiempo que cualquiera de los que estuvo antes que ellos y no han sido capaces, ni siquiera, de presentar un proyecto.

La situación del tema del agua, que no está radicada en ninguna oficina competente en Bogotá, depende hoy del estado del ánimo con el que se levante el Alcalde actual. En noviembre del 18 el alcalde Martínez afirmaba que la captación de agua seria de los ríos Toribio y Córdoba y unos tanques elevados en puntos estratégicos para distribuir el agua en la ciudad.

Luego, febrero del 2019 ya no decía eso, si no que era un trasvase del rio Guachaca. En mayo del 2019 habló de una planta desalinizadora que traerían desde Israel. Ahora, ¿qué ocurrió entre noviembre y diciembre del 2018? Hicieron aprobar en el Concejo, lo que a juicio mío es el acuerdo distrital más criminal del que se tenga noticia en la historia de Santa Marta, el 28 de diciembre se aprobó ese acuerdo que denunció y demandó el Procurador General de la República. Lo dijo Joseph Goebbels, ministro para la Ilustración Pública y Propaganda de Adolf Hitler, “hay que hacer creer al pueblo que el hambre, la sed y la escasez son culpa se nuestros antecesores y hacer que nuestros simpatizantes se lo repitan en todo momento”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *