Connect with us

Departamento

Salamina es el primer municipio del Magdalena en reactivar cultos religiosos

Opinión Caribe

Published

on

Según la disposición del Gobierno Nacional en el decreto 878 del 24 de junio del 2020, donde se prevé la reapertura de algunos lugares de culto, entre esos las parroquias de la iglesia católica, en donde no haya presencia de Covid-19, o, donde haya una baja incidencia de contagio; el municipio de Salamina, que es cero Covid, realizó los protocolos de bioseguridad en la iglesia para que los fieles puedan asistir a las misas.

“Nosotros siguiendo las directrices de nuestro señor obispo Luis Adriano Piedrahita y también de su delegado el padre Alexander Greco, hemos implantado un protocolo de bioseguridad aquí en Salamina, Magdalena. Vamos a seguir unos pasos para que los fieles puedan participar con toda seguridad y prevención necesaria en la celebración eucarística”, afirmó el padre Hernán Muñoz.

Para la participación de los habitantes del municipio en la celebración, el padre Muñoz debió seguir unos protocolos que fueron sometidos a la aprobación de la secretaría de Salud Municipal y de la Alcaldía para poder iniciar con las misas presenciales.

Los pasos que deberán seguir los fieles para ingresar al templo y recibir la sagrada misa son los siguientes:

-Los asistentes tendrán que presentar un código digital, que se le envió con anterioridad a cada fiel que se inscribió. Agentes pastorales harán la lectura del código.

-Presentado el código digital pasarán al lavado de manos.

-Luego harán la medición de la temperatura con un termómetro digital.

-Posteriormente pasarán a la higiene de calzado y manos.-Seguidamente ingresarán al templo pastoral y un catequista o agente pastoral les suministrará un par de guantes con un tapabocas, para luego llevarlos al lugar donde participaran de la ceremonia.

-El padre irá a cada lugar y distribuirá la ostia, los asistentes no se moverán de su sitio.

– Terminada la celebración los hermanos se retiran con tranquilidad, sin aglomeración, desechan el material de riesgo biológico en un recipiente que está dispuesto para eso, asimismo, el párroco tomará sus vestiduras y también hará la higienización.

“De esta manera garantizamos que se pueda vivir la fe de una forma segura, preventiva y así no coloquemos en riesgo la integridad física de los habitantes del municipio”, aseguró el padre Muñoz.

Cabe resaltar que durante la misa se omitirá el saludo de la paz, que es representativo de la iglesia Católica, debido a que se debe conservar la distancia entre las personas para evitar el contagio.

Con estas medidas Salamina se convierte en el primer municipio del departamento del Magdalena en activar las actividades religiosas, teniendo en cuenta que estaban suspendidas desde mediados de marzo que se decretó la emergencia nacional.

DECRETO 878 DEL 25 DE JUNIO DE 2020 (1)
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *