Connect with us

Metrópolis

¿Vacaciones sin desfile de camiones vactor en Santa Marta?

Opinión Caribe

Published

on

La recién finalizada temporada de vacaciones de fin de año en Santa Marta se ejecutó, como de costumbre, con la llegada de un centenar de turistas provenientes de distintas partes del país y del mundo.

En contraste con los días vividos en meses anteriores, en los cuales fue constante la presencia de camiones vactor en distintos puntos de la ciudad por el colapso de las redes de alcantarillado, este diciembre, el Distrito se mantuvo con un controlado esquema de manejo del sistema, el cual previno el derramamiento de aguas residuales que tanto empaña a imagen turística de la capital de Magdalena.

Esta situación coincide con la llegada de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios a la Empresa de Servicios Públicos del Distrito de Santa Marta – Essmar. La entidad llevó a cabo la toma de posesión el pasado 22 de noviembre, luego de unos de los periodos más difíciles para la ciudad, en el que los rebosamientos se habían convertido en una constante, principalmente, en la Carrera Primera.

De la Essmar salió la gerente Patricia Caicedo, quien es hermana del actual gobernador, Carlos Caicedo y seguidora del movimiento político, Fuerza Ciudadana, que lidera su hermano. En su lugar, la superintendente, Natasha Avendaño, posesionó a Yahaira Díaz, cuya experiencia en el sector está acreditada en la Empresa de Servicio Público de Cali, Emsirva E.S.P, y la Empresa De Acueducto y Alcantarillado de Yopal, Eaaay.

Tal parece que la intervenida Essmar logró parte de su objetivo al permitir que en la ciudad se viviera una temporada de fin de año sin el recordado desfile de camiones de succión.

 

Protocolo de Actuación Para Temporada Turística

OPINIÓN CARIBE consultó a la Essmar para conocer las estrategias que dieron resultado en la misión de controlar el sistema de acueducto y alcantarillado. Al respecto, la empresa explicó que fue implementado un ‘Protocolo de Actuación Para la Temporada Turística’, establecido en el marco del plan de emergencia y contingencia, el cual fue herramienta fundamental para prevenir rebosamientos en los sectores turísticos más importantes de Santa Marta.

Acorde con la información suministrada por la organización, actualmente en cabeza de Yahaira Díaz, para su ejecución se aplicaron las siguientes actuaciones:

– Adecuaciones y mantenimientos sobre en la bomba #3 de la EBAR rodadero.
– Se realizó la obra de reposición en el colector Tamacá de la cra. 2 entre calles 19 y 19A.
– Instalación de equipos tractobombas entre la carrera 2 con calle 13 y 14 y la carrera 2 entre calles 19 y 20 con el fin de controlar el caudal del colector por temporada turística.
– Mantenimientos preventivos con equipo cabrestante desde el mes de noviembre de 2021.
– Mantenimientos preventivos con equipos succión presión diariamente sobre todo el sector de El Rodadero en horarios nocturnos.

En cuanto al Centro Histórico, el plan incluyó:

– Mantenimientos preventivos diarios en las 3 bombas de impulsión con el fin de mantenerlas operativas las 24 horas del día.
– Limpieza de rejillas cada hora con el fin de evitar la entrada de sólidos a pozos húmedos.
– Mantenimientos preventivos nocturnos sobre las redes del Centro Histórico y Bellavista.

“Adicionalmente a la actuación realizada, se programaron cuadrillas manuales y priorizadores en todos los sectores turísticos del Distrito, con el fin de monitorear en tiempo real el comportamiento del sistema de alcantarillado y tomar las acciones que diera lugar”, explicó la Essmar.

 

¿Y el suministro de agua?

Con respecto al suministro de agua, la empresa aseguró haber ejecutado mantenimiento preventivo antes de la temporada turística en las unidades de floculación y sedimentación de las plantas de Mamatoco y El Roble, además, fueron intervenidos los desarenadores de las aducciones de los ríos Manzanares y Gaira con el objetivo de garantizar la máxima capacidad de producción posible para los sectores de: Gaira, El Rodadero, Salguero, Bello Horizonte, Pozos Colorados y El Centro Histórico.

“Se contó con personal operativo de válvulas las 24 horas, para controlar la sectorización de las redes de distribución garantizando presión del servicio de agua potable a los sectores de mayor demanda. Adicionalmente, se contó con 10 priorizadores en sectores estratégicos como El Rodadero, Salguero, Corredor Turístico y El Centro Histórico; con el fin de constatar el nivel de los tanques de almacenamiento subterráneo de los hoteles, Edificios, Hostales y Conjuntos Residenciales ubicados en los sectores críticos y de alta demanda del servicio”, añadió un vocero de la Essmar.

Lo anterior, habría permitido reforzar de forma inmediata la prestación del servicio de acueducto por red de distribución, evitando así el uso de carrotanques para el abastecimiento de las distintas zonas.

Así mismo, la empresa señala como estrategia importante el establecimiento de relaciones cercanas con líderes comunitarios de Gaira, La Paz y Cristo Rey, con quienes se socializó el ‘Protocolo de Actuación Para Temporada Turística’, en aras de crear compromisos, como el plan de control del uso irregular del agua potable y el suministro por medios alternativos como carrotanques para el buen funcionamiento operativos de distribución, lo que impediría afectaciones en la prestación del servicio.

Los planes incluyeron también un trabajo en conjunto con los gremios hoteleros de la ciudad, con los cuales se activaron grupos de trabajo de comunicación constante con la Essmar, para atender de manera temprana los requerimientos que pudieran presentarse. En adición, la organización explica que se dispuso de plantas eléctricas en las estaciones de Rebombeo de Gaira e Irotama, previniendo fallas en el flujo de energía que alteraran el funcionamiento del sistema y se inició con la inversión de $10 mil millones en maquinaria y elementos de laboratorio para garantizar la estabilidad del sistema, lo que también redunda en menor suministro por carrotanque.

De esta manera, se evidencia un trabajo útil para la ciudad desde la intervenida empresa, cuyas funciones parecen haber sido asumidas con el fin de brindar soluciones reales a los samarios, quienes resultan mayormente afectados por los malos manejos de la Essmar, que, en varias ocasiones, derivaron en momentos de crisis.