Connect with us

Educación

Conozca la más reciente graduada del primer programa que inició en UNIMAGDALENA hace 60 años

Opinión Caribe

Published

on

Yaritza Nohemí Perea Sarmiento es la última graduada del Programa de Ingeniería Agronómica, en la más reciente ceremonia de grados efectuada por la Universidad del Magdalena, el 21 de mayo de 2022, mes en el que se conmemoraron los 60 años de la fundación de esta Alma Mater.

Yaritza Perea, junto a los 10 compañeros del programa que participaron de esta ceremonia, es producto de la Siembra de aquellos primeros estudiantes que iniciaron clases el 10 de mayo de 1962, en el Claustro San Juan de Nepomuceno, donde se fijó el punto de partida de esta, la más importante Casa de Estudios Superiores para Santa Marta y el Magdalena.

“Me siento un orgullosa cada vez que la Universidad cumple años, porque sabes que somos el programa con el que la Universidad arrancó. Y esto quiere decir qué desde el inicio, siempre se ha pensado en este programa, y quiere decir, que nosotros tenemos acogida en el mercado laboral”, señaló.

Recibe este título con el orgullo que le merece haber culminado de manera satisfactoria una carrera que inició en el segundo semestre de 2015, la cual le criticaron cuando la eligió: “¿vas a estudiar eso pa’ sembrar yuca?” pero, sobre todo, porque es el primer miembro de toda la familia en ser profesional.

Nacida y criada en Gaira, Santa Marta, hace 25 años, es la mayor de cuatro hermanos. Escogió Ingeniería Agronómica por ese amor a la tierra que le inculcaron sus abuelos de madre y padre, campesinos de este departamento, en Río Frío y El Curval pero, sobre todo, por la capacidad científica que le imprime a su vida laboral.

“Nosotros los ingenieros agrónomos somos una necesidad para el sector agrícola, para que pueda haber desarrollo y para que cada uno de estos proyectos se puedan llevar a cabalidad (…) tenemos la ventaja de que por las condiciones en las cuales nos encontramos (en el Magdalena) poder tener experiencias tanto en ciertos cultivos que tienen unas condiciones climáticas a diferencia de otras partes del país. Aquí podemos tener experiencias en cultivos de café, cultivos de banano, que de pronto en otras zonas del país ellos no tienen”.

Se gradúa y tiene la fortuna de estar empleada. En 2021 inició sus prácticas laborales, el primero de febrero, en una finca de banano en el municipio de Zona Bananera. Esa misma empresa hoy la tiene contratada y se dedica al tema de las certificaciones. Esos sellos que le permiten a esta finca de 300 hectáreas exportar su producto al mercado internacional.

Se va agradecida con el Programa y la Universidad, con el convencimiento qué, aunque faltan cosas por mejorar e incursionar en otras áreas de la Ingeniería Agronómica “siento que vamos ahí dando el paso, haciendo parte de ciertos proyectos a nivel municipal, departamental e impulsando al Magdalena para que escoja otras modalidades de cultivo, no el tradicional como normalmente se está viendo”.