Connect with us

Departamento

Santa Ana y Nueva Granada Magdalena en alto riesgo por calidad del agua

Opinión Caribe

Published

on

El último seguimiento de la Defensoría del Pueblo a informes sobre calidad de agua en Colombia deja preocupados a los magdalenenses en el sentido de que dos municipios de este territorio fueron categorizados como de alto riesgo de acuerdo con la calidad del agua que consumen sus habitantes.

La Defensoría del Pueblo hizo un llamado a los alcaldes y gobernadores para que como gestores de los planes de agua, orienten las inversiones necesarias y garanticen la prestación del servicio en condiciones aptas para el consumo.

Una solicitud urgente a los entes territoriales en los departamentos de Bolívar, Magdalena, Antioquia, Cauca, Guajira, Meta y Caquetá, formuló la Defensoría del Pueblo tras evaluar los resultados de los informes que sobre calidad del agua en Colombia realizan las Secretarías de Salud y el Instituto Nacional de Salud.

El reporte que recoge los datos de 2015 indica que hay 7 municipios declarados como sanitariamente inviables. Son ellos Norosí y Hatillo de Loba (Bolívar), Cisneros (Antioquia), El Castillo (Meta), Piamonte y Timbiquí (Cauca), además de Dibulla, en el departamento de La Guajira.

Simultáneamente, fueron consideradas como poblaciones en alto riesgo junto a Santa Ana y Nueva Granada Magdalena, San Jacinto, Tiquisio y Río Viejo (Bolívar), así como, Argelia (Antioquia), al igual que Solita en el departamento de Caquetá.

Esta clasificación indica que en dichos municipios (donde la población estimada es de 2.14 583 personas) el agua no es apta para la ingesta, lo cual pone en riesgo la salud de los pobladores, particularmente de aquellos grupos vulnerables, como ocurre con los niños, niñas y adolescentes, además de las mujeres en estado de embarazo. Como resultado de ello, los habitantes ven restringido el uso doméstico del líquido vital, y deben incurrir en alternativas como la adquisición de elementos para potabilizar el agua, o en su defecto la compra de agua embotellada. Sin embargo, cuando se trata de regiones apartadas, donde el recurso hídrico es escaso y donde la pobreza es un agravante más del panorama, las posibilidades de abastecerse con agua en mal estado son altísimas.

el organismo de control para los derechos humanos en Colombia solicitó a las autoridades sanitarias en los territorios notificar a los prestadores del servicio, a la Procuraduría y a la Contraloría sobre los análisis practicados in situ, y a la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios para que actúe con las investigaciones y sanciones correspondientes en los casos más críticos, como al parecer ocurre en Santa Ana (Magdalena), Cisneros (Antioquia) y Dibulla (Guajira), cuyo comportamiento ha sido recurrentemente deficiente desde el año 2009.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *