Connect with us

Departamento

Investigadores de Unimagdalena descubren nueva especie de Pepino de Mar en el Caribe colombiano

Opinión Caribe

Published

on

Isostichopus sp.nov es el nombre científico que se le ha dado a la nueva especie de Pepino de Mar descubierta por las ingenieras pesqueras Vianys Yuseth Agudelo y Wensy Odalis Vergara con el apoyo de la bióloga Lyda Castro, luego de una serie de estudios morfológicos (macro y microscópica), así como análisis gonadales y del tubo digestivo pudieron comprobar que existen diferencias considerables entre la conocida especie Isostichopus badionotus y este nuevo Holoturios (pepinos de mar).

Los Pepinos del Mar se encuentran dentro de la macrobiota más pobremente estudiada en el mundo. Son organismos comunes en la fauna béntica de todos los ambientes marinos y pueden llegar a constituir hasta el 90% de la biomasa en esos ecosistemas. Con una forma tubular se alimentan de material orgánico y micro algas que capturan con sus tentáculos y pertenecen al grupo de equinodermos holoturios que se reproducen por vía sexual o asexual, además de presentar sexos separados no distinguibles a simple vista.

Estos animales tienen dos valores importantes a destacar: uno su rol en el ecosistema, pues reciclan los nutrientes, consumen el detritus y otra materia orgánica, luego de lo cual las bacterias pueden continuar el proceso de degradación y otros organismos pueden aprovecharse de esos nutrientes, como el carbonato de calcio que se libera en las aguas para contribuir con la función de otros organismos en el ecosistema marino. El otro valor que poseen es a nivel gastronómico, pues aunque en Colombia no se consume, en muchos países asiáticos y europeos es un manjar muy apreciado. Por este motivo, las flotas pesqueras orientales han ido explorando diversos nichos donde habitan estos animales, en busca de su captura y comercialización. En Asia se consume como producto gourmet en fiestas y reuniones. Mientras que en España se consume abundantemente en Cataluña, donde es llamado “espardenya”. Allí, su valor puede oscilar entre uno y doscientos dólares el kilo de una preparación llamada biche de mer, trepang, o balate.

Luego de hacer los estudios morfológicos pertinentes y su caracterización externa, las investigadoras adscritas a la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Magdalena pudieron comprobar que existían diferencias entre ambos “morfotipos”, por lo que contrastaron el hallazgo con el apoyo de la docente del Programa de Biología y líder del Grupo de Investigación ‘Evolución, Sistemática y Ecología Molecular’ Doctora Lyda Castro, quien confirmó mediante técnicas moleculares, que finalmente existen dos linajes diferentes y por tanto, confirmó que es prudente reportar con absoluta precisión un nuevo registro para la población de Pepinos de Mar en Colombia.

Desde siempre esta especie ha sido escasamente estudiada, por lo que poco se conoce de la importancia de estos invertebrados marinos cercanos a la Estrella de Mar. En ese sentido, pertenecen al phylum de los Equinodermos y son animales de cuerpo alargado que viven en los mares de todo el mundo, tanto en la superficie, en la arena, en fondos rocosos o coralinos, así como en fondos abisales. Actualmente se han registrado más de 1.700 especies, muchas de las cuales habitan los mares del continente asiático. En Colombia, existen reportes de al menos 37 especies hasta ahora.

Como parte de la responsabilidad académica, investigativa y social, Unimagdalena da a conocer este descubrimiento científico de importancia nacional a los medios de comunicación, mientras se encuentra en trámite de publicación del artículo científico que acompaña esta novedad en revistas de carácter internacional.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *