Connect with us

Departamento

25 de mayo por las víctimas de violencia sexual

Opinión Caribe

Published

on

Desde hace dos años, el 25 de mayo se definió como una fecha en la que se reconoce y dignifica a las mujeres que han sido víctimas de delitos contra la libertad e integridad sexual en el marco del conflicto armado, y que hoy ascienden a casi 13.000 víctimas, de las cuales el 93% son mujeres, según el registro de la Unidad para las Víctimas.

Estos delitos, asociados a las relaciones desiguales de poder, y que se visibilizan a través de actos de violencia, producen en las mujeres, innumerables daños físicos,  psicológicos y sociales, ya que terminan en discriminación, señalamientos y prejuicios por parte de la sociedad.

Por lo anterior, la reparación integral de las víctimas de delitos contra la integridad sexual es una prioridad para la Unidad. En honor a ellas, durante la próxima semana la entidad llevará a cabo actividades en diferentes departamentos del país, en el marco de la estrategia de reparación integral para las mujeres que sobrevivientes de estos hechos.

“La conmemoración de este día se estableció por decreto presidencial como una medida de satisfacción solicitada por la periodista Jineth Bedoya y como muestra del compromiso del gobierno por las víctimas. El Estado hace tiempo puso el espejo reflector sobre quienes han vivido directamente la violencia y, por ello, el 25 de mayo es un día para subrayar la resistencia de estas mujeres”, afirmó Paula Gaviria Betancur, directora de la Unidad para las Víctimas.

En este sentido, la Unidad se reunirá con más de 400 mujeres sobrevivientes, en el marco de la Estrategia de Reparación Integral a mujeres víctimas de violencia sexual, donde se ha identificado que las mujeres llevan muchos años reparando sus cuerpos y vidas en soledad, pero que ahora sienten soporte a partir del reconocimiento de sus derechos y del acompañamiento institucional. Hasta la fecha, más de 5.500 mujeres han recibido la medida de indemnización y al menos 1.600 han participado en la mencionada estrategia.

Reconstruir proyectos de vida

Tras sufrir agresiones sexuales, algunas mujeres pierden también sus fuentes de ingresos por causas directamente relacionadas con el hecho victimizante. Teniendo en cuenta este aspecto, en el marco de las actividades del 25 de mayo, la Unidad para las Víctimas y la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer acompañan esta semana reuniones con microempresarias y ruedas de negocios, en el marco de eventos como Zona M.I.C.E. y Bogotá Fashion Week.

Así, este viernes se llevará a cabo en el Museo Chicó de Bogotá el conversatorio ‘Encadenamiento productivo’, que contará con la participación de Maribel Reyes, de la Unidad para las Víctimas; Guillermo Criado, gerente comercial nacional de Manufacturas Eliot; Luz Cleiner Cabadias Rivas, sobreviviente del conflicto armado y diseñadora de moda (cuyas creaciones se podrán observar en el desfile posterior).

‘No es hora de callar’

La Unidad para las Víctimas apoya la campaña ‘No es hora de callar’, liderada por Jineth Bedoya, quien sobrevivió a una agresión sexual mientras desempeñaba su labor periodística y ha trabajado conjuntamente con la entidad para el resarcimiento de los derechos de las mujeres afectadas por estos delitos. La entidad acompañará los actos que en este sentido se desarrollen los días 23, 24 y 25 de mayo.

Fomentar la confianza para obtener un mejor registro

El trabajo de la Unidad para las Víctimas busca avanzar en la reparación integral de los hechos de violencia sexual, desde la cercanía con las mujeres y trabajar en la transformación de prejuicios, señalamientos y estereotipos y de esta manera mitigar los daños individuales, sociales, colectivos, familiares, comunitarios y organizativos que muchas personas víctimas de violencia sexual han sufrido.

“La estigmatización social, el miedo y la falta de atención en el pasado ha afectado la confianza de las víctimas en las instituciones. Este es un gran esfuerzo que hacemos también de reconciliación con ellas”, aseguró Gaviria.

La atención a quienes han padecido estos crímenes es considerada prioritaria para la Unidad, que ha acompañado jornadas de declaración y denuncia en todo el país, en conjunto con el Ministerio de Justicia, la Fiscalía y la Defensoría del Pueblo.

Además, según el decreto 4800 de 2011, para declarar este tipo de delitos no existe una restricción temporal como sí sucede con otros hechos victimizantes, “teniendo en cuenta que hay factores de fuerza mayor que impiden su inmediato reporte, como el temor a las retaliaciones por parte del perpetrador, las barreras institucionales y/o la vergüenza frente a la victimización”, agrega la funcionaria.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *