Connect with us

Columnistas

OPINIÓN: ¡Se lo dijimos, se lo advertimos, la constituyente es el camino!

Opinión Caribe

Published

on

Por  Víctor Rodríguez F

Todo el grupo de ‘gurús’, especialistas y doctores hasta de lo que no se ha inventado,  fueron consultados para buscar el mecanismo de blindar el proceso de paz y que no se cayera en el tiempo; las mentes más brillantes y otras un tanto oscuras se juntaron para idear recursos ingeniosos y caminos cuyo final fuera refrendar, aprobar y dejar en firme el proceso de paz,  pero lejos de una constituyente.

Juan Manuel tiene muy presente que en primera vuelta Uribe lo derrotó, y debió ir a Valledupar a repartir mermelada y armar una Unidad Nacional para evitar la ahogada y aun así casi que no puede con el pupilo de Uribe. Los guarismos son contundentes, el promedio de diferencia que sacó en todas las mesas del territorio nacional solo fue de 10 votos de ventaja.

Hoy,  cuando esa Unidad Nacional  está más quebrada que bulto de canela y hasta  algunos ya muestran simpatías otra vez por Uribe,  se hace más que evidente el gran temor de trasfondo, precisamente, que cuando no se tiene control cualquier cosa puede resultar de una Asamblea Nacional Constituyente, incluyendo que se caiga el proceso de paz.

¡Bienvenida la Constituyente!, sabemos que en el mismo acto de instalación de esta nueva Asamblea Nacional Constituyente  el mismo Santos podría quedar sin trabajo, de hecho y de salida, sería liquidada la rama legislativa ante la incapacidad de los congresistas de apoyar verdaderas reformas de frente a las necesidades de Colombia;  sobran los ejemplos y solo las pruebas de la reforma a la justicia y el club de aforados,  son más que suficientes.   También es muy probable  que se defina de una vez por todas, la disolución de tantas Cortes Díscolas y politiqueras.

Ya se inician las postulaciones, y muchos de los que no alcanzaron la credencial en las elecciones regionales, están claros que ante la alternativa de desocupados de cuatro años del presente periodo de gobiernos territoriales, bien vale la pena el reencauche y el ponerse de moda que ofrece formar parte de una honorable Asamblea Nacional Constituyente.   Por supuesto hay otros que desde antes de nacer estaban designados por los dioses  para ser constituyentes…  Será la oportunidad para ver en vivo y en directo, en full HD y hasta por Netflix, DirecTV y similares el famoso «sancocho nacional» del que hablaba Jaime Bateman, o quién quita hasta con representación del movimiento LGTB, de negritudes,  indígenas,  la Piraquive  con los cristianos, sumados a una representación de esa Colombia que no se ha visto interpretada por las tradicionales bandas del poder político, se tomen la Asamblea Nacional Constituyente y ¡refundan la patria! …Perdón,  quise decir ¡refunden la patria!

 

 

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *