Connect with us

Columnistas

Mejores propósitos

Opinión Caribe

Published

on

Por Rubén Darío Ceballos

Preocupación permanente debe generarnos del hoy al mañana las posibilidades de tener para nuestros municipios y departamento un sólido desarrollo urbano y regional, derrotero al que han de acudir presurosos gobiernos, actores económicos y sociales nacionales, locales, territoriales y globales, camino a soportar en mejor forma y manera, procesos económicos, reformatorios, democráticos, de autonomía y descentralización, si en verdad queremos no seguir rezagados y darle un vuelco importante al estado de cosas que vivimos.

Es preocuparnos más por lo territorial en desarrollo social y crecimiento. Es adentrarnos en estudios y análisis de primer orden que nos lleven a consideraciones y conclusiones amplias, generales y específicas, nutridas de validez teórica y conceptual. Es, además, caminar seguros en lo político y lo económico, con el fin de orientar por los senderos propicios las acciones públicas y la puesta en escena de nuevos horizontes en beneficio y provecho de la sociedad en su conjunto. Es entender la necesidad de tener elementos favorables para la veraz consolidación de un desarrollo económico territorial; vale decir, la capacidad de una sociedad para formularse propósitos colectivos de progreso material, equidad, justicia y sostenibilidad, así como movilizar los recursos locales endógenos necesarios para su obtención, como bien lo definen expertos científicos sociales. Es, en síntesis, sopesar a fondo diferencias, semejanzas y enfoques para definir, posibles rutas viables y factibles a seguir.

Igualmente, se impone confrontar teoría y práctica, acercarse al estudio pormenorizado de las políticas públicas y conocer de sus articulaciones, conexidades y de lo que de ellas se dicen y hacen. Revisar lo sectorial, acudir a superiores estrategias para las políticas territoriales, observar en detalle cada uno de los sectores con prácticas políticas en desarrollo económico territorial, su vínculo y coordinación desde lo local a lo nacional, porque lo opuesto será ineficiente y conducirá a error si al mismo tiempo se insiste hacer palpable desarrollos organizacionales y financieros divorciados de las propias realidades y necesidades.

Estudiar cómo cada política sectorial puede establecer acciones particulares en lo local y regional para crecer, lo que permitirá verificar si se es dable o no la regionalización de las políticas públicas, vacíos e identificación de soluciones y alternativas. Asimismo, fomentar mayormente las autonomías locales y capacidad de acción para el desarrollo económico e identificar casos y procesos que sumen a ese desarrollo. Es ir tras validas informaciones, criterios de reflexión relevantes que lleven a entender el pasado y preparar orientaciones teóricas y políticas necesarias para confrontar los retos del presente y del futuro, lo que obliga a reflexiones juiciosas, intercambiar experiencias, logros, desaciertos, con el objeto de consolidar acciones mejores para el desarrollo económico territorial en nuestros municipios y departamento.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *