Connect with us

Columnistas

Opinión: Mobbing: la ‘plaga’ de la organización

Opinión Caribe

Published

on

Por: Guillermo Reyes Fierro

La cultura de la Región Caribe Colombiana se caracteriza por su alegría y espontaneidad, la cual permite generar cierto nivel de camaradería y alegría en cuanto al trato y tolerancia, y en donde algunos tipos de comportamientos efusivos en la empresa pueden pasar desapercibidos, o simplemente se realizan por la ‘efervescencia’ del momento.

Aun sí, existen comportamientos que marcan los límites entre un factor cultural y el maltrato hacia la integridad de las personas, lo cual puede constituirse en un claro acoso laboral o lo que se conoce actualmente como ‘Mobbing’.

Si bien no existe una definición puntual de ese término, se puede definir como los diferentes mecanismos y comportamientos generados por jefes o compañeros de trabajo, que generan cualquier tipo de intimidación o acoso en sus lugares de trabajo, trayendo como consecuencia problemas en el clima organizacional y desmotivación por parte de la persona que recibe el acoso, y llevándolo a extremos como la renuncia a su cargo, hechos de violencia física o problemas psicológicos, que pueden influir en su vida personal o profesional.

Muchos de los empleados en las organizaciones no denuncian este tipo de comportamientos por miedo a represalias, y en otros casos los confunden con expresiones pasajeras producto del momento; aun así, lo que muchas personas no saben, es que la Ley 1010 de 2006, en su numeral 7, tipifica algunas conductas que hacen parte de este fenómeno que cada día afecta más a las empresas.

¿Cuántas veces le han dicho que lo van a despedir delante de sus compañeros de trabajo? ¿Han descalificado su trabajo o las funciones que realiza? ¿Se han burlado de su apariencia física, su forma de vestir, de su cultura, creencias, raza, pensamiento político o tendencia sexual? ¿Dicen en público cosas propias de su intimidad? ¿Le niegan o le han negado materiales o información para que realice su trabajo adecuadamente? ¿Utilizan expresiones injuriosas, ultrajantes o palabras soeces en su contra? Si usted ha respondido afirmativamente a alguna de estas preguntas, y le ocurre de manera constante, es porque es víctima de Mobbing.

La pregunta que surge es ¿Qué debo hacer si me está ocurriendo esto en la empresa donde laboro? Ante todo, es muy importante apelar a todas las instancias y los mecanismos posibles que la organización pueda ofrecer para mediar la solución más adecuada (normatividad, reunión con superiores o mediación, entre otros). En el caso de continuar con el acoso, se requiere buscar asesoría profesional para que analice el caso y lo guíe para encontrar la solución más conveniente.

Es importante aclarar que el Mobbing no se debe confundir con discusiones con superiores o compañeros por temas de trabajo, conflictos laborales, trabajo bajo presión, acoso inmobiliario, antipatía de los jefes,o altercados de carácter pasajero. El Mobbing es un comportamiento continuo, repetitivo o sistemático de acciones hostiles, en contra de un empleado, que busca la auto-eliminación de un trabajador por medio de la denigración.

Lamentablemente, este fenómeno se ha incrementado en las empresas, las cuales deben comenzar a pensar en tomar medidas para evitar que sus empleados sufran de esta ‘plaga’ que afecta la productividad y el bienestar de sus empleados; garantizándoles el respeto que merecen por medio del diálogo, de campañas de sensibilización o con la implementación de mecanismos para que el trabajador pueda laborar en tranquilidad, en el marco de lo que estipula la Ley, y en armonía con su entorno laboral.

Si usted, amigo lector, está sufriendo Mobbing en su empresa, lo invito a que se informe adecuadamente y aplique la frase del reconocido presentador de televisión Felipe Arias Londoño: “No se quede callado, ¡Denuncie

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *