Connect with us

Análisis

Deportistas colombianos cumplieron, ¿y el Gobierno?

Opinión Caribe

Published

on

Luego de que Colombia sobresaliera en los juegos Olímpicos de Río 2016, con tres medallas de oro, dos de plata y tres de bronce, los colombianos se preguntan cuáles son los incentivos que recibieron los medallistas y qué ha pasado con la Ley del Deporte, que, dependiendo de los logros obtenidos, les prometió “carro, casa y beca” a los deportistas, pero que, faltando 20 días para su trámite, quedó archivada. OPINIÓN CARIBE conversó con la directora de Coldeportes, Clara Luz Roldán; con el primer medallista que tuvo Colombia, Helmut Bellingrodt; con el periodista colombiano, Mike Schmulson, quien es una autoridad en la narración deportiva desde hace más de 28 años; y con el ex deportista samario y actual representante de los atletas en el Comité Olímpico, Paulo Villar, quienes explican cómo va el país en temas deportivos.

Por Laura Vélez vargas

En agosto del año pasado fue radicada en el Congreso la denominada Ley del Deporte, con tanta expectativa, que ese mismo día el presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo en un evento público en Cúcuta, que como reconocimiento a su labor la Ley llevaría el nombre de Jossimar Calvo, gimnasta colombiano. Sin embargo, faltando 20 días para que comenzaran los juegos Olímpicos de Río 2016 (16 de julio), llegó una solicitud de archivo, sin los ‘bombos y platillos’ que se dieron al radicarla.

Clara Luz Roldán, directora de Coldeportes, le aseguró a OPINIÓN CARIBE que en estos momentos se encuentran trabajando en la Ley del Deporte con varias mesas, con el fin de fortalecer la propuesta, puesto que algunas entidades tenían recomendaciones y sugerencias para su contenido, que no se habían tenido en cuenta, “cuando llegué faltaba menos de un mes para terminar la legislatura y tanto del Comité Olímpico colombiano como del Comité Paralímpico, la Dimayor y algunas Federaciones querían hacer aportes, por tal razón, se tomó la época de receso del Congreso para trabajar intensamente; hoy lo seguimos haciendo”.

Además, la directora de Coldeportes afirmó, que aspira a que más tardar en un mes se presente la nueva propuesta, aunque confirmó, que el presidente de la Comisión Séptima de la Cámara de Representantes, Álvaro López Gil, ya inscribió y presentó un proyecto de ley, con el que se quiere trabajar en conjunto para fortalecer el deporte en Colombia, “lo que tiene que ver con los recursos, vamos a buscar que el tema de la telefonía móvil, adonde solo llegan los recursos de voz, se incluyan los datos dentro del nuevo estatuto tributario, para que así podamos mejorar los capitales para lo deportivo y seguir en este trabajo y en esta meta que se ha propuesto el Gobierno Nacional, porque hoy lo que tenemos es simplemente una política de Estado”.

AJUSTES EN LA LEY DEL DEPORTE COLOMBIANO

Se continuará con la base del anterior proyecto de ley, la cual será mejorada en puntos específicos como el deporte asociado, el deporte de alto rendimiento y otros temas que no habían sido tenidos en cuenta de todos los sectores que convergen en el deporte nacional, desde la administración actual hasta la Unidad de Gestión Pensional, cuya participación es fundamental.

Dentro de las mesas de trabajo, lideradas por profesionales de Coldeportes, se trató, además, con expertos en los siguientes temas: antidopaje, inspección, vigilancia y control, régimen disciplinario jurídico, fomento y desarrollo, planeación y financiación, entes territoriales, deporte profesional, sociedades anónimas, entre otras.

“Se ha conversado sobre varios temas que se deben fortalecer para que esta ley incluya todas las aristas del deporte nacional. Tanto el Comité Olímpico colombiano, liderado por Baltazar Medina como la directora de posicionamiento y Liderazgo Deportivo del Departamento Administrativo, Ana Milena Orozco, han mostrado interés en hacer aportes para la modernización de esta legislación. Por ejemplo, lo concerniente a las viejas glorias del deporte, había un punto que no era favorable para ellos, porque señalaba que estos deportistas no podían ganar más de cuatro salarios mínimos para recibir los beneficios por parte del Estado”, mencionó Clara Luz Roldán.

Y es que contenidos como la financiación, exigencias de preparación para ser un dirigente deportivo, políticas laborales de los deportistas, la responsabilidad social de los atletas, la rehabilitación y formación deportiva para discapacitados en todos los deportes, además de temas puntuales como el que logre manejar el Centro de Alto Rendimiento a través del Comité Olímpico del país, son primordiales para una ley moderna e incluyente, pero que no habían sido tenidos en cuenta en esa Ley del Deporte radicada en agosto del pasado año.

Paulo Villar Nieto, deportista samario, quien fue atleta olímpico y actualmente funge como el representante de los atletas ante el Comité Olímpico colombiano, le afirmó a este medio que el proyecto de la Ley del Deporte se retiró, precisamente, para que no se hundiera, “Coldeportes va a reformular algunos puntos y lo va a volver a presentar. Incluye algunos beneficios sobre el tema de seguridad social e intenta reconocer mayor cobertura para los atletas en otros aspectos. Lo más importante es que este proyecto de ley tenga una fuerte financiación e independiente de los ires y venires de la política, es decir, que, si algún presidente decide no apoyar al deporte, no repercuta de manera negativa”.

POCO APOYO A DEPORTISTAS

Para Mike Schmulson, periodista y narrador de béisbol desde 1988 y autoridad en el boxeo, es incomprensible que no les aseguren una casa o educación a los medallistas colombianos, “ningún hijo de una persona pudiente se queda a estudiar, se va al exterior, los muchachos humildes ven en el deporte su progreso. Nadie que no tenga hambre, se mete en un ring. Qué lástima es decir que fue en Puerto Rico y no en Colombia, en donde le dieron una educación futura a Caterine Ibargüen y allí se convirtió en enfermera profesional; cuando ella ya no salte los 15 metros, probablemente va a estar en un quirófano y hará una vida científica”.

Es importante mencionar que, el Gobierno Nacional ha sido muy criticado por diferentes deportistas del país por incumplimiento de promesas y falta de apoyo al deporte nacional, así como lo hizo recientemente Winner Anacona, compañero de Nairo Quintana en el equipo Movistar, al decir luego de su competición en el Tour de Francia, que “regresarían por más, porque se han hecho solos”, refiriéndose al abandono en que se tienen a los deportistas colombianos”.

Y, no es la primera vez que el Gobierno, a cargo del presidente Santos ha sido criticado por un deportista destacado del país. Caterine Ibargüen en julio del año pasado, les dijo a 39 adolescentes de la delegación colombiana para el Mundial Juvenil de Atletismo de Cali, que no se conformaran con regalos de patrocinadores y, que, si iban en representación de Colombia, debían exigir un mejor trato.

Hay varias promesas que han quedado en el olvido, por ejemplo, hace cuatro años cuando Ibargüen ganó la medalla de plata en Londres, el Presidente se comprometió a hacer un estadio en Apartadó, sin embargo, la construcción está paralizada. Lo mismo sucedió con el coliseo para prácticas de pesas que prometió a Óscar Figueroa, actual medallista de oro.

Otra promesa que debe cumplir la administración de Santos es la casa de Yuberjen Martínez, boxeador que ganó la medalla de plata en Río 2016, aunque antes de la presentación del deportista en Río, la Ministra de Vivienda, Elsa Noguera, dijo en su cuenta de twitter, que, sin importar el resultado, haría las gestiones necesarias para su casa.

Lo cierto es que los colombianos están atentos a resultados y hechos, no a tantas promesas, tal como lo que aconteció el pasado viernes, cuando el vicepresidente de la República de Colombia, German Vargas Lleras y la Ministra de Vivienda, Elsa Noguera, le entregaron personalmente a Luís Javier Mosquera, ganador de la medalla de bronce en la categoría de 69 kilogramos de pesas, en los Juegos Olímpicos Río 2016, las llaves y escritura de una vivienda, ubicada en Yumbo, Valle del Cauca, con el proyecto ‘Hacienda Verde’, con un subsidio de $20 millones del Gobierno Nacional y $27 millones más de la Administración Municipal para cubrir, casi en su totalidad, el costo de la misma.

PRIMER MEDALLISTA DE COLOMBIA

Helmut Bellingrodt, quien en 1972 ganó la primera medalla que tuvo Colombia, en los juegos olímpicos en Múnich – Alemania, en una modalidad poco común para el país, tiro al jabalí, fue apoyado con los tiquetes aéreos, pero no con munición para competir. Cabe mencionar, que Coldeportes fue creada en 1968, cuatro años antes de esos juegos.

Luego, en los Juegos Olímpicos de 1984, en Los Ángeles, consiguió la segunda medalla de plata, convirtiéndose, además, en el primer doble medallista olímpico que tuvo Colombia y estos méritos se los atribuye a su padre, quien fue su entrenador y el de sus hermanos, para los primeros olímpicos, con “una preparación muy precaria en los polígonos de Barranquilla, pues en aquella época Coldeportes no nos enviaba a ningún sitio para concentrarnos y foguearnos internacionalmente”.

Relata, que en otrora no había una política del deporte en Colombia y para las regiones del Caribe era casi nulo a diferencia de Antioquia, Valle y Bogotá, “como preparación, solo viajamos una semana a Cali, enviados por Coldeportes Nacional, para prepararnos psicológica y físicamente en la escuela de Alto Rendimiento de aquella Ciudad, ahí conocí en una conferencia a quien sería mi psicólogo deportivo por varios años, Juan Yovanovich”.

A pesar de los avances, hoy inquieta el poco apoyo a los deportistas, sobretodo de la región Caribe, porque no solo son los gastos de las competencias nacionales e internacionales, “mientras que, en las regiones del país como Antioquia, Valle, Bogotá, Santander, Boyacá, le prestan mayor atención al deporte; no puedo hablar de Santa Marta, pero en el Atlántico para el 2016, el deporte tuvo un presupuesto de 5 mil millones de pesos, mientras que Antioquia tuvo más de 100 mil millones de pesos. Con esa diferencia es imposible sacar a tantos competidores, pues toda actividad no la puedes desarrollar bien si no tienen un buen presupuesto”, reiteró Bellingrodt.

Igualmente puntualizó, que la filantropía deportista se acabó hace muchos años, “si no hay dinero, no es posible contratar buenos técnicos, ni utilizar los elementos propios de cada disciplina deportiva, sino entrenar con elementos obsoletos, no tienes buenos escenarios. La plata es todo, complementado con la dirigencia deportiva que debe ser idónea para desarrollar una buena disciplina”.

Afirmó, que es necesario que las autoridades y dirigentes deportivos y políticos, sean conscientes y tengan una dimensión real de lo que significa la actividad deportiva en el desarrollo del ser humano, “que por favor no recorten el presupuesto cuando hay una crisis financiera en algún departamento, puesto que el primer rubro que cortan es este, porque la mentalidad, lamentablemente, es que el deporte es sinónimo de vagancia y la realidad es que no lo es. Hay tres rubros importantes de desarrollo de un país, la salud, la educación y el deporte; estos, deben ser intocables, no importa el color político, ni el partido, por lo contrario, deben incrementarse de forma permanente”.

LOS PREMIOS

Hay quienes aseguran que en los juegos olímpicos los deportistas compiten por el honor y no por dinero, pero lo cierto es que los incentivos económicos son importantes, puesto que, además de que la mayoría de los deportistas colombianos son humildes y realizan enormes esfuerzos para prepararse durante varios años, es una recompensa para el trabajo no solo de los atletas, sino de sus entrenadores.

Según la resolución 1105 del 6 de julio de 2015, que reconoce y otorga incentivos económicos a deportistas y entrenadores medallistas en los juegos del ciclo olímpico, paralímpico, sordolímpico, campeonatos mundiales en categoría mayores o abierta del sector olímpico convencional y paralímpico, los medallistas colombianos de los Juegos Olímpicos Río 2016, obtuvieron los siguientes premios monetarios:

Igualmente, según Coldeportes, el valor del apoyo otorgado a los entrenadores es del 50 % del valor de la medalla por única vez y se divide el 60 % de ese valor para el entrenador seleccionador y el 40 % para el entrenador personal, y en caso de que cumpla con las dos funciones, recibirá el 100 %.

Por su parte, varias empresas del sector público han vuelto su mirada al deporte nacional y apoyan económicamente y con dotación a la delegación de deportistas colombianos que participan en los campeonatos nacionales e internacionales, como en los pasados Juegos Olímpicos Río 2016.

Esto es importante para los deportistas colombianos, que, en su mayoría, han surgido con los pocos recursos que tienen, lo que ayuda al Comité Olímpico Colombiano para la preparación de los diferentes atletas del país, sin embargo, como aseguró Caterine Ibargüen, no se deben conformar.

PAGOS EN OTROS PAÍSES

Sin duda los campeones olímpicos de todo el mundo fueron acogidos con entrevistas, elogios, regalos de patrocinadores, sin embargo, un estímulo económico no está de más, puesto que hay una brecha amplia entre los deportistas de otros países: mientras que unos tienen todo pagado, otros deben costearse hasta sus tiquetes aéreos para participar en los juegos olímpicos.

Cabe resaltar que, los deportistas norteamericanos deben pagar, luego de recibido los premios económicos otorgados por el Comité Olímpico de su país, el llamado “impuesto de la victoria”, que se calcula con base en el dinero estipulado como estímulo por cada medalla y, aunque parezca absurdo, al valor de las medallas olímpicas, esto se puede estimar en un 39.6 % en el valor combinado de la medalla y el premio en efectivo.

La mayoría de los países exime a sus medallistas del pago de estos impuestos, no obstante, fue presentada en la Cámara Baja de los Estados Unidos un proyecto de Ley el pasado mes de julio, promovido por el senador republicano John Thune y su colega demócrata, Chuck Schummer, para eliminar los impuestos a los atletas olímpicos y paralímpicos y aunque todavía no ha sido sometida a votación, fue bien recibido.

Por su parte, países como Noruega o Croacia, compiten únicamente por el amor al deporte y no reciben ningún estímulo económico. Suecia, por ejemplo, entrega a sus deportistas un peluche conmemorativo, uno grande para los medallistas de oro, mediano para plata y pequeño para bronce; los medallistas del Reino Unido tienen el honor de aparecer en los sellos del servicio postal de su país.

Estos premios no son sinónimo de que algunos países no remuneren a sus deportistas de otras formas. Estados Unidos, Reino Unido y Cuba, por ejemplo, invierten significativamente en la formación deportiva de sus atletas y en el caso de Cuba, los medallistas reciben una pensión mensual vitalicia dependiendo de su categoría y la cantidad de preseas que hayan ganado.

A continuación, se muestra una recopilación del valor aproximado en pesos colombianos de lo que cada país tiene estipulado para los medallistas de oro.

EL DATO

“Hace 6 años los recursos deportivos de Coldeportes eran de $150 mil millones y hoy es de $450 mil millones”, Clara Luz Roldán.

Contrario a esta afirmación es, que en días pasados, fue presentada una propuesta ante el Congreso de la República, que pretende reducir los recursos del deporte en un 17 %, en relación con lo que se invirtió este año, que no era de 450 mil millones sino de 362 mil millones de pesos.

¡PARA TENER EN CUENTA!

“Estamos contentos con el excelente desempeño de los deportistas colombianos. Superamos lo que nos habíamos propuesto, estar por encima de Londres 2012, donde obtuvimos 67 puntos y con los Olímpicos de Río 2016, conseguimos los 96, colocando el nombre de Colombia en alto; nuestra bandera se ha ondeado en todos los escenarios, aunque en algunos deportes que nos proyectamos, no obtuvimos los resultados esperados, pero logramos un cuarto y quinto lugares, que redunda en un futuro significativo para el deporte colombiano.

Ya comenzamos a prepararnos para Tokio 2020, mediante un trabajo cercano a las regiones y a cada uno de los departamentos. Hay deportes que debemos fortalecer, y otros que pasan a ser prioritarios por los desempeños que se obtuvieron, pues no en vano con el boxeo se ganó una medalla de plata y una de bronce”, aseveró Clara Luz Roldán.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *