Connect with us

Columnistas

La Universidad que NO queremos

Opinión Caribe

Published

on

Por: Victor Rodriguez

Durante la elección de rector se escenificó toda una feria de recusaciones, impedimentos, inhabilidades y hasta falta a la ética dentro del órgano supremo de la Universidad del Magdalena.
Solo 9 miembros y se palpó desde la calle lo que a puerta cerrada sucedía.

Aquí no se elige simplemente un rector, aquí está en juego el espacio político de muchas cabezas en el Magdalena las cuales usan al Alma Mater como un escenario más para desplegar toda su capacidad de intriga en pro de intereses mezquinos.

La Universidad en el día de hoy fue tratada como un botín de guerra más allá de ser el principal ente de educación superior del Magdalena donde se forjan nuevos liderazgos.

Desde a ahora y hasta el próximo miércoles se darán llamadas, invitaciones a desayunar, almorzar y cenar, escenarios para intrigas, propuestas decentes y de las otras también, para conquistar la corona de la rectoría.

Esperemos que el gallo cante en desarrollo.

P. D. Quede quien quede, a partir del próximo miércoles comenzará una nueva Universidad con caras nuevas, aún si sale elegido el compadre de Escorcia.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *