Connect with us

Análisis

Avance de obras en Santa Marta I

Avatar

Published

on

Una serie de obras importantes se ejecutan de manera simultánea en diferentes sectores de la capital del Magdalena. Conozca en esta primera entrega un informe completo de los avances que al cierre de esta Edición se evidencian en los proyectos encaminados a transformar la ciudad.

Los trabajos han generado traumatismos, especialmente en materia de movilidad y en la prestación del servicio de salud, sin embargo, desde la Alcaldía aseguran que la situación se resolverá cuando se terminen las adecuaciones.

Hasta el momento no se puede hablar de incumplimiento en las obras, porque los plazos otorgados a las empresas contratistas no se han vencido. No obstante, la administración reconoce el retraso en algunos proyectos y con anticipación ha hecho los llamados de atención correspondientes, así como también ha iniciado los procesos sancionatorios a quienes han fallado.

De acuerdo con el alcalde Rafael Alejandro Martínez, son 23 contratos los que se encuentran en desarrollo. Entre ellos, proyectos como el Parque del Agua, el Coliseo de Gaira, los Parques Recreativos en los barrios, los Centros de Desarrollo Infantil de Bonda y Ciudad Equidad, el sendero peatonal del Ziruma, la Plaza de Pescados y Mariscos.

Así mismo, los escenarios dispuestos para los Juegos Bolivarianos, por ejemplo, el complejo acuático, la cancha de rugby, los estadios de béisbol, softbol y fútbol, el patinódromo, complejo de raquetas, los coliseos mayor y menor. También se llevan a cabo los trabajos en los centros de salud de los barrios de Taganga, La Paz y ‘María Eugenia’; el Centro de vida en Bastidas, los Centros de Referenciación, la Megabiblioteca fases 1 y 2; y las obras de la Avenida de El Libertador, Carrera 19 y la Calle 30.

ASÍ VAN LAS OBRAS

OPINIÓN CARIBE consultó al Mandatario distrital para darle a conocer a los samarios el estado actual de cada uno de los proyectos. Los informes hasta el cierre de la edición van así:

 

RECONOCEN LOS RETRASOS

El Mandatario distrital reconoció el retraso en tres obras específicamente. El contrato de los centros de salud, el cual se liquidó porque la ESE ‘Alejandro Próspero Reverend’ no tuvo como seguir financiándolo, por lo que fue asumido por la Alcaldía.

Así mismo, el contratista encargado de las obras en el Colegio de Bastidas y el Instituto Magdalena incumplió, por lo que se declaró la caducidad y están en proceso de licitación para retomarlo.

A principios de 2016 incumplió el contratista designado para la ejecución del Colector de Pescaíto, por lo que fue suspendido en su momento; luego se abrió la licitación y ha sido retomado.

Al contratista de la Avenida del Ferrocarril, mientras, se le impuso una multa de 450 millones de pesos. “Ese contratista no va a cumplir, ya lo sabemos, entonces, se debe esperar a que se acabe el contrato. Este mes se liquidará y se hará una nueva licitación”, explicó.

El alcalde Rafael Martínez aseguró, que “en este modelo de gobierno no hay elefantes blancos, ni obras inconclusas, ni a medias, ni tampoco de mala calidad. No estamos exentos de cometer errores, pero en términos generales, todas las obras deben cumplirse”.

AUDIENCIAS DE SEGUIMIENTO

Hasta el cierre de esta edición se habían llevado a cabo tres audiencias públicas, con el objeto de dar a conocer por parte de los contratistas, el avance de cada una de las obras que tienen a su cargo.

El Mandatario distrital aseguró, que “este ejercicio ha sido muy positivo, porque la mayoría de los contratistas se ha puesto las pilas en la ejecución de las obras. Hay algunos, incluso, que registran porcentajes de ejecución por encima de lo que debían llevar a la fecha de acuerdo con los cronogramas”.

No obstante, con este tipo de ejercicios quieren mostrar la transparencia con la que se ejecuta cada obra en la capital del Magdalena. “Siempre lo hemos dicho, las puertas de la Alcaldía y las carpetas están abiertas. No estoy obligado a hacer estas audiencias, pero las hago cada mes con todos los contratistas, para que todos les pregunten frontalmente qué es lo que están haciendo, el valor de la obra, el interventor y demás. Son espacios para que el Estado y los privados que ejecutan una obra puedan responder públicamente; ojalá, que, a futuro, la ciudad no permita desmontar estos espacios; somos unos convencidos de que estamos haciendo las cosas bien y no hay nada que ocultar”, concluyó.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *