Connect with us

Análisis

7 % de deserción escolar se da por embarazos

Opinión Caribe

Published

on

De los 17 millones de niñas que dan a luz al año, 16 millones tienen entre 15 y 19 años; un millón tiene menos de 15 años.

El embarazo en menores de edad se ha incrementado en los últimos años, por ello, es considerado un problema de salud pública a nivel mundial. El último informe de Save The Children, revela que, en el mundo, cada dos segundos una niña da a luz.

17.4 de cada 100 adolescentes con edades entre los 15 y 19 años está o ha estado embarazada, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Demografía y Salud de 2015.

De igual manera, la encuesta revela que en Colombia, el 6.9% de las mujeres que abandonan la escuela lo hacen por su estado de gestación, lo que a su vez les genera otros problemas, porque las expone a ellas y a sus hijos a situaciones de explotación, enfermedades y ciclos de pobreza eternos.

Según el Ministerio de Salud, desde 1990 se han incrementado los embarazos en las adolescentes y las cifras más críticas se produjeron en 2005, mientras que su descenso se dio a partir de 2010.

El porcentaje de adolescentes, de 15 a 19 años, madres o embarazadas del primer hijo o hija aumenta de 12.8% en 1990 a 20.5% en 2005, para luego disminuir a 19.5% en 2010 y a 17.4% en 2015.

La cifra de adolescentes, mujeres y hombres, con edades entre los 15 a 19 años que ha tenido un hijo o hija confirma el inicio temprano del rol reproductivo en las mujeres que en los hombres. El 13.6% de las mujeres y el 1.5% de los hombres de 15 a 19 años han tenido un hijo o hija.

NIVEL DE FECUNDIDAD

De acuerdo con las cifras entregadas por el Ministerio de Salud a  CARIBE, en Colombia, el nivel de fecundidad ha disminuido sistemáticamente de 6.7 hijos por mujer en 1967 a 2.1 en 2010. Para la Encuesta Nacional de Demografía y Salud 2015 se reporta una tasa global de fecundidad de 2 hijos por mujer.

“La fecundidad es mayor en la zona rural, en las regiones menos desarrolladas, en los quintiles más bajos de riqueza y en los de menor nivel de educación. Mientras que las mujeres más educadas, las del quintil más alto de riqueza, las que viven en la zona urbana o en las regiones más desarrolladas tienen niveles de fecundidad por debajo del nivel de reemplazo (2 hijos por mujer)”.

La región en la que se registra el mayor promedio de hijos por mujer es la Atlántica con 2.5 y la de menor promedio es la Central con 1.6.

El riesgo de embarazos en esta población no solo está determinado por el periodo de inicio de las relaciones sexuales, sino por la frecuencia de estas sin el uso adecuado de métodos anticonceptivos eficientes.

La mayor frecuencia de relaciones sexuales es más común en los hombres que en las mujeres. Al igual que en las mujeres, el porcentaje de hombres que nunca ha tenido relaciones sexuales disminuye con la edad, mientras que la frecuencia de las relaciones sexuales aumenta con los años.

FACTORES QUE INCIDEN

Los casos de embarazos en adolescentes están asociados con factores familiares, sociales, políticos e individuales. Un ejemplo de esto es la diferencia de edad entre la mujer con el padre del menor de edad, porque según el Ministerio de Salud, esta situación deja ver una anomalía en cuanto al poder para manejar temas como la sexuales, los planes de vida, entre otros. “A mayor edad del hombre con respecto a la de la mujer, mayor la asimetría de poder desfavorable a la mujer y mayor la desigualdad de género”.

La encuesta señala, que el 4.6% de las adolescentes que ya tienen hijos, promediaban, por lo menos 20 años de diferencia con su pareja. Un 18.5% era por lo menos 10 años menor, y un 43.5% contaba con seis años menos.

Así mismo, el 23% de los embarazos en adolescentes se da en aquellas jóvenes con edades que oscilan entre los 13 y 19 años que tienen conocimiento de que sus amigas ya iniciaron su vida sexual; mientras que solo el 2.4% asegura que ninguna ha tenido relaciones sexuales.

También se conoció que los embarazos en la adolescencia son más comunes en las comunidades que viven en situación de pobreza, sin instrucción y en los ambientes rurales.

UN RIESGO PARA LAS ADOLESCENTES

De acuerdo con Profamilia, el embarazo en las adolescentes se considera de alto riesgo y en algunos casos es común que se presenten problemas nutricionales, bajo peso del feto al nacer, parto prematuro y complicaciones durante el parto, hipertensión, anemia, entre otras situaciones.

Investigaciones revelan, que cuando la madre es muy joven, existe mayor probabilidad de que el recién nacido sufra enfermedades o en el peor de los casos, fallezca durante el primer año de vida.

La segunda causa de mortalidad en jóvenes entre los 15 y 19 años es por causa del embarazo y el parto. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, se calcula que en 2015 murieron 1,2 millones de adolescentes, es decir, más de 3.000 al día, por causas prevenibles o tratables.

“El 11% de todos los nacimientos a nivel mundial corresponde a mujeres entre los 15 y 19 años, y la mayor parte de esos nacimientos se registra en países de escasos y medianos ingresos. La mortalidad en los primeros cinco años de vida de un niño en Colombia es más recurrente entre menos estudios tenga la madre: 65 de cada 1.000 niños de una madre sin educación mueren antes de los cinco años. La cifra disminuye a 13 de cada mil defunciones en madres con educación superior”, fuente, Save The Children.

ENCUESTA DEL DANE

El Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas, Dane, en su última Encuesta de Comportamientos y Actitudes sobre Sexualidad en Niños y Adolescentes Escolarizados reveló, que el 0.8% de esta población manifestó tener hijos. De estos, el 46.9% corresponde a hombres y el 53.1% a mujeres.

El porcentaje de las mujeres que tiene hijos es del 56.4% para Bogotá D.C.; para Tunja, es del 63.6 %.Es mayor que el porcentaje de los hombres (43.6 % y 36.4 %, respectivamente). Por lo contrario, en Cartagena y Cali los hombres con hijos corresponden al 60.9 % y 50.6% a mujeres.

Esta encuesta fue realizada a 99.910 estudiantes de los grados 6º a 13º de los establecimientos de educación tanto oficiales como privados, en Bogotá, Cali, Cartagena y Tunja. La muestra seleccionada es representativa de 904.204 niños y adolescentes, de los cuales el 69.8 % corresponde a la ciudad de Bogotá; 18.4% a Cali; 9.9% a Cartagena; y 1.8% a Tunja.

GARANTIZAR SERVICIOS DE SALUD

Una de las metas del Objetivo de Desarrollo Sostenible relacionado con la salud consiste, en garantizar a 2030 el acceso universal a los servicios de salud sexual y reproductiva, incluidos los de planificación familiar, información y educación, además de la integración de la salud reproductiva en las estrategias y los programas nacionales.

La ampliación del acceso a información y servicios de anticoncepción puede disminuir el número de jóvenes que quedan embarazadas y dan a luz a una edad demasiado temprana. También puede ser útil adoptar y hacer aplicar leyes que prohíban contraer matrimonio antes de los 18 años.

Las jóvenes que quedan embarazadas deben recibir una atención prenatal de calidad. Cuando la ley lo permita, las embarazadas que decidan poner término a su embarazo han de tener acceso a un aborto seguro.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *