Connect with us

Edición Especial

Monumentos: homenaje a la historia

Opinión Caribe

Published

on

#SantaMarta495AñosOC

Santa Marta, la ciudad más antigua de América, guarda desde su creación, historias memorables y rastros de épocas dignas de contarlas.

En uno de los apartes del artículo ‘Historia de la Ciudad de Santa Marta’, publicado por la biblioteca virtual ‘Luís Ángel Arango’, del Banco de la República, y el cual se tomó como referencia para este artículo,señala que “la capital del Magdalena conservó su aspecto arquitectónico colonial hasta 1945, cuando la tendencia del cambio movida por la sensación de que la ciudad no progresaba por estar aferrada a las casas viejas, hizo que se derrumbaran los hermosos caserones para dar paso a construcciones de inferior calidad estética”.

Las casas antiguas, que aún se conservan, especialmente en el Centro Histórico, y los monumentos ubicados en diferentes lugares, rinden de una u otra forma, un tributo a lo que fue, es y será la capital del Magdalena.

En la actualidad, los monumentos forman parte de los atractivos que ofrecen las ciudades turísticas y patrimoniales, es por ello que OPINIÓN CARIBE, además de hablar con personajes insignes y conocedores sobre este tema, hizo un recorrido por las estatuas más representativas del Distrito con el fin de recordar un poco sus historias.

El historiador Aníbal Ceballos Camargo describe algunos de los más emblemáticos:

SIMÓN BOLÍVAR

El monumento del libertador Simón Bolívar fue un obsequio del gobierno de Venezuela a la ciudad de Santa Marta en 1953, y fue ubicado en el Centro del Parque cerca de la bahía. La estatua fue creada en Italia por el artista Leone Tomassi y fundida por su hermano Vignali Tomassi.

En 1871, bajo el gobierno del presidente venezolano, Guzmán Blanco, encargaron una réplica del monumento ubicado en Santa Marta y la instalaron en la Plaza Bolívar de Caracas.

EL TREN

El monumento al tren está ubicado en la Avenida del Ferrocarril cerca al sector de La Lucha. “El ruido del tren se escuchaba permanentemente en toda la ciudad, en especial, durante las noches, porque llegaban en interminable fila los vagones con el banano.

Las horas especiales de salida eran las 8:00 de la mañana y las 5:00 de la tarde, cuando el pito de la locomotora anunciaba su partida hacia Fundación.

Es indudable que el comercio bananero y el ferrocarril trajeron buenas cosas para una villa apacible, donde no faltaba la alimentación compuesta de pescado, frutas, guineo, leche y buena carne. Tal reminiscencia se percibe en aquella vieja canción que aún recorre el mundo: «Santa Marta tiene tren, Santa Marta tiene tren, pero no tiene tranvía… si no fuera por la zona (en referencia a la Zona Bananera), Santa Marta moriría…».

FRANCISCO DE PAULA SANTANDER

Combatió en diversas campañas hasta que Simón Bolívar lo ascendió a general y jefe del Estado Mayor de su ejército en 1817. Siguió colaborando con él hasta la independencia de lo que era la Gran Colombia, en 1819.

El monumento a Francisco de Paula Santander está ubicado en el Parque de los Novios, cerca al busto de Manuel Murillo Toro, dos veces presidente de Colombia, y quien en 1847 fundó la Gaceta Mercantil de Santa Marta.

 

MONUMENTOS DEL LICEO

En la entrada del Colegio Liceo Celedón se encuentra el monumento a Marco Fidel Suárez, presidente de la República durante el período 1918-1921.

Así mismo, se erige la estatua del obispo Rafael Celedón, a quien se le rindió homenaje al darle su nombre a la institución educativa, después de dejar una huella imborrable como prelado religioso, como poeta, escritor, antropólogo, filósofo, jurista, filólogo, historiador, lingüista, matemático, gramático y miembro de la Academia Colombiana de la Lengua, además de haber sido rector del seminario San José de Santa Marta.

El monumento a los Estudiantes Caídos que, según el historiador Aníbal Ceballos Camargo, es el único en el mundo que instalaron de espaldas a la calle. “Esto es una cosa increíble”.

RODRIGO DE BASTIDAS

En el interior de la Catedral Basílica reposan los restos mortales de Rodrigo de Bastidas, fundador de Santa Marta en 1525, ciudad de la que fue gobernador. Además, tiene un monumento ubicado en El Camellón de la bahía.

 

‘PEPE’ VIVES

En Punta Betín fue ubicado el busto a Don ‘Pepe’ Vives de Andreis. A este monumento también lo conocen como ‘El Negro’. Sin embargo, Aníbal Ceballos aclaró, que “Pepe Vives no era afro-descendiente. Era un tipo rosadito, un hombre elegante; lo que pasa es que los turistas que llegaban a Punta Betín cuando veían el busto bañado en carbón decían que era negro”.

Además, señaló, que “fue un hombre servicial, que hizo mucho por Santa Marta. El busto fue ubicado en este sitio porque fue uno de los creadores del Instituto de Investigaciones Científicas”.

Solicitó a las autoridades civiles que por respeto a los familiares de Don ‘Pepe’ Vives, el busto sea trasladado a otro lugar, pues no se le hace un verdadero reconocimiento a su labor.

ALMIRANTE PADILLA

La estatua del Almirante Padilla está ubicada en el Round Point de Mamatoco. “La empresa contratista para ahorrarse unas camionadas, no lo rellenaron, sino que lo dejaron en un hueco, por tanto, cuando llueve, el Almirante Padilla queda en medio de un lago.

¿Será que ellos piensan que como él fue un almirante y fue de la marina le va a sentar bien estar en el charco? le va a dar es paludismo, porque hay mucho mosquito”.

 

 

A LOS INDIOS TAYRONA

El monumento a los Indios Tayrona se encuentra en la intersección de la Avenida Santa Rita y Avenida de El Fundador. Así mismo, en El Camellón hay varias figuras de indígenas que rinden homenaje a las comunidades nativas de la Sierra Nevada de Santa Marta.

FUENTE DE LAS CUATRO CARAS

La fuente fue el primer monumento en Santa Marta en 1845. Traída de Génova, Italia e inaugurada de manera oficial en 1848 en el parque ‘Simón Bolívar’.

En su parte superior se encuentra la efigie de Perséfone, hija de Zeus en la mitología griega, quien representa la alegría, fecundidad y la primavera. El pedestal está ornamentado por cuatro gárgolas o mascarones, simbolizando la raza humana y los cuatro puntos cardinales.

La fuente es conocida en la actualidad como la Fuente de las Cuatro Caras, atribuyéndole una gran importancia nacional, puesto que representa el confinamiento de la esclavitud en Colombia.

EL ALTAR DE LA PATRIA

La estatua fue hecha en mármol, sosteniendo en la cúspide la figura de Simón Bolívar sobre una superficie. Su mano sujeta la capa que cubre su cuerpo; la mano izquierda empuña la espada con la que alcanzó la conquista y la libertad de Colombia, Venezuela, Panamá, Ecuador y Perú. A su diestra y encima del piso, se encuentran unos rollos de papel, alusivos a los códigos y leyes de la patria colombiana. La imagen del Libertador está custodiada por cinco esculturas más que simbolizan:

 

ESTAMOS EN DEUDA

Para el ingeniero, periodista, escritor e historiador, Aníbal Ceballos, en Santa Marta no han acatado las recomendaciones internacionales para las ciudades turísticas, que deben actualizar su inventario de estatuas y monumentos u otras manifestaciones artísticas que resalten los méritos de las diferentes personalidades.

“En Santa Marta no hay monumentos a la madre ni al padre, somos unos desnaturalizados,a los maestros de la marcha del hambre que merecen un reconocimiento; Manuel Ezequiel Grusual, que fue presidente de la República de Venezuela, nacido en Santa Marta en 1830; al gran campeón de Atletismo Nacional e Internacional, Zadoc Guardiola. Monumento a los periodistas, a los bomberos, a los campesinos nuestros, a los pescadores artesanales.

¿Cómo puede ser que aquí en Santa Marta no hay un monumento a los músicos, no se haya erigido una estatua al general Rafael Hernández Pardo, a los Olímpicos del Magdalena, a Alfredo Arango, indudablemente el mejor deportista, el mejor futbolista que ha dado el Magdalena? ¿A la tambora de ‘Batey’ que es un símbolo de nuestra cultura, a los pianistas samarios? Es inconcebible”.

 

José León Armero: fue un prócer de la independencia colombiana nacido en municipio de San Sebastián de Mariquita en el Tolima.

Joaquín de Mier: propietario de la Quinta de San Pedro Alejandrino, quien le dio hospedaje al libertador Simón Bolívar.

Alejandro Próspero Reverend: médico de cabecera de Simón Bolívar. Se dice que fue el que atendió al Libertador en su lecho de muerte.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *