Connect with us

Internacional

Empleada doméstica: la principal ocupación femenina a los largo del siglo XX en Latinoamérica

Opinión Caribe

Published

on

A diferencia de lo ocurrido en otras latitudes, en América Latina el servicio doméstico representó la principal ocupación femenina a lo largo de todo el siglo XX.

De acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo, en 2005 el servicio doméstico empleaba más de doce millones de mujeres y niñas en la región, lo que representa más del 15% de la población femenina económicamente activa.

También,además de ser la ocupación más feminizada, el servicio doméstico presenta, en términos generales, condiciones de trabajo más precarias que las de cualquier otro empleo –con legislaciones laborales que lo excluyen de los derechos que se garantizan a otros trabajadores, altos niveles de informalidad y bajos salarios.

A pesar de ser la ocupación que más mujeres concentra dentro del mercado de trabajo en la región, estudios recientes aún hablan de la invisibilidad de este sector para las Ciencias Sociales, y en particular para la Historia.

Si bien difícilmente podría decirse que se ha escrito poco sobre esta temática, tampoco existe un campo consolidado de estudios sobre ella. En buena medida, esta situación obedece a la invisibilidad del servicio doméstico.

A pesar de la fuerza que el tema adquiriera en Europa y Estados Unidos en el marco de los estudios de género, el trabajo doméstico (remunerado y no remunerado) ha sido un tópico relativamente marginal para la historiografía latinoamericana, aunque menos en los campos de la Antropología y la Sociología.

En América Latina, los primeros estudios que volvieron sobre el servicio doméstico en los años setenta, lo hicieron desde la problematización del desarrollo y el lugar de las mujeres en él. El servicio doméstico fue analizado como parte del sector informal del mercado de trabajo que agrupaba a importantes proporciones de mujeres. Dichas investigaciones mostraron que, pese a los preconceptos sobre el tema, el desarrollo económico no supuso una disminución de la ocupación en este sector.

Finalmente. para las décadas de 1980 y 1990, con el acento en las desigualdades de clase producidas por el capitalismo -atravesadas por otras de carácter étnico-, el estudio del servicio doméstico ganó fuerza en la región, especialmente en los campos de la Antropología y la Sociología.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *