Connect with us

Sin categoría

Entregan proyecto de procesamiento y acopio de Cacao para indígenas Arhuacos

Opinión Caribe

Published

on

El doctor Keiishiro Morishita visitó el resguardo indígena de Bunkwimake en la Sierra Nevada de Santa Marta, donde socializó ante los hermanos mayores la entrega del proyecto que busca mejorar la calidad de vida en esta comunidad.

La población Arhuaca del Magdalena cuenta desde hoy con un Centro de Procesamiento y Acopio de Cacao, obra que fue entregada por el Embajador de Japón en Colombia Keiishiro Morishita, quien arribó por primera vez a un resguardo indígena y explicó el proyecto que fortalecerá la exportación de este producto hacia el país nipón.

La obra fue socializada por los funcionarios de la Embajada, líderes arhuacos, la Oficina de Cultura Departamental y autoridades militares, en el centro comunitario de Katansama, ubicado en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta.

El propósito de la donación consistió en crear un centro de acopio, donde se beneficiarán 44 productores y 1.400 familias que se dedican a la fabricación del cacao en las comunidades Bunkwimake y Jiwaa. Tuvo una inversión de 275 millones de pesos y fue financiado a través del esquema de cooperación japonesa “Asistencia Financiera No Reembolsable para Proyectos Comunitarios de Seguridad Humana – Kusanone”.

A su llegada al resguardo, el Embajador de Japón en Colombia, expresó que “es grato poder contribuir con el mejoramiento de calidad de vida a los lugares donde hacemos donaciones, esto es una muestra del compromiso de fortalecer la relación entre ambos países».

En el marco de la visita, también se llevó a cabo un ritual de bienvenida tradicional, la entrega de una placa conmemorativa del proyecto y mochilas arhuacas, donde los miembros de la embajada estrecharon lazos con el mamo Camilo Izquierdo, Danilo Villafañe, líder representante legal de la Sierra Nevada y otras autoridades indígenas.

“Poco a poco han llegado entidades territoriales que se comprometen y apoyan prácticas agrícolas como esta, la idea es constituir una ruta que nos permita consolidar una economía sólida desde la industrialización hasta la comercialización del Cacao, por eso el apoyo de Japón, la Gobernación y otras entidades nos permite avanzar de manera significativa”, destacó Danilo Villafañe, líder arhuaco.

Cabe recordar que la Gobernación del Magdalena y la Embajada de Japón en Colombia, vienen trabajando conjuntamente en diferentes iniciativas que favorecen el desarrollo del Departamento. “Hemos alcanzado proyectos de cooperación como tres bibliotecas, ludotecas y firmamos hace 15 días la construcción de aulas escolares en el municipio de Sabanas de San Ángel. Agradecemos a la embajada porque ve en el Magdalena un pueblo donde hay necesidades, pero también, personas que quieren sacar adelante a nuestras poblaciones”, aseguró Matilde Maestre, jefe de la Oficina de Cultura Departamental.

Con esto, se espera mejorar las condiciones técnicas de producción y los ingresos promedio de los productores de cacao; brindar un espacio idóneo y accesible para los habitantes de la zona. Acciones que ratifican el respaldo de la Gobernadora Rosa Cotes con los hermanos mayores.

El Centro de Acopio y Procesamiento de Cacao

La obra se caracteriza por la construcción de un área de 212 m2, que comprende un módulo de secado, fermentación y una bodega de almacenamiento. Además, 30 equipos como apoyo a los procesos de producción y post-cosecha del cultivo, que incluyen tijeras podadoras inalámbricas, baterías y motosierras.

Asimismo, se compraron maquinas despulpadoras, medidor de humedad y termómetro digital. Los productos son producidos por la empresa japonesa Makita y son amigables con el medio ambiente ya que funcionan a base de energía eléctrica.

La comunidad indígena Arhuaca de Bunkwimake es descendiente de la cultura precolombina Tayrona, que se ubica al margen del río Don Diego, cerca de la Sierra Nevada de Santa Marta. Su economía se basa en la agricultura, especialmente en la producción de cacao. Los procesos artesanales de cultivo y producción de este producto (sin aditivos químicos), le confieren calidad y lo han llevado a ser reconocido internacionalmente como el mejor chocolate en el mundo en 2015 (Londres, International Chocolate Awards).

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *