Connect with us

Columnistas

Trabajo y empleo – Por: Saúl Alfonso Herrera

Opinión Caribe

Published

on

 

Por:Saul Herrera

Por:Saul Herrera

Empeño institucional y colectivo deberá ser, además de defender lo público a ultranza, superar alienación, segregación y discriminación, entre otras formas muchas de diferenciación negativa, preocuparse por el medio ambiente, propender por preservar el agua, acertar políticamente y hacer las cosas bien y mejor en lo administrativo público, son algunas de las permanentes inquietudes que debemos acoger, al tiempo de procurar la generación de empleo; y así no estemos de acuerdo con algunas tendencias actuales, preocuparnos igualmente por las denominadas nuevas ciudadanías que cobija animalismo, diversidad sexual, antiglobalización, cultura urbana e igualdad de género, además de prestar atención a los movimientos organizados de juventud, arte, etnias, cultura, mujeres y comunidades.

A la par de lo cual, problemas de grandes dimensiones e importancia, como seguridad, movilidad, salud, pobreza, educación, empleo, expansión urbana, ruralidad, tributación, espacio público, economía popular y otros más, deben ser arropados por el control social que como ciudadanos ejercemos y gestionar ante las instancias oficiales con responsabilidad y criterio para ver superados los problemas que entrañan, y de manera denodada, luchar por que se generen no sólo desde la institucionalidad, sino desde la empresa privada, mayor trabajo digno y bien remunerado plenos de derechos laborales individuales y colectivos.

El trabajo decoroso debe ser el que constituya las condiciones que debe reunir una relación laboral para cumplir de manera adecuada los aspectos laborales mejores, de manera tal que el trabajo se realice libre, igualitario, seguro y digno, ya que por debajo de tales pautas, resultan violatorios de los derechos fundamentales y humanos de los trabajadores. De allí que importe para nuestros territorios generar trabajo digno y decente, base del desarrollo económico, la competitividad y criterio guía de las relaciones entre empleadores y trabajadores tanto en el sector público como en el privado, y mecanismo principal para que nuestros pobladores puedan gozar con autonomía de sus derechos, por lo que deber es democratizar el trabajo decente con énfasis en el fomento de la economía popular, más cuando es bien sabido y demostrado está que los programas de formalización, emprendimiento y generación de empleo propenden por descentralizar la actividad económica para crear oportunidades de trabajo digno en las comunas y localidades nuestras con mayores niveles de pobreza, a fin que contribuyan a mejorar la movilidad, reduciendo los desplazamientos en armonía con el ordenamiento territorial.

Esencial en este derrotero, concitar la participación de las organizaciones de trabajadores y los gremios empresariales en torno a una agenda pública por el trabajo, fortalecer la formación en ciudadanía laboral y promover la construcción de una cultura del respeto a los derechos laborales y la resolución de conflictos a través de la cooperación, la solidaridad y el diálogo social. Es poner en marcha estrategias de generación de empleo y la formalización laboral pertinente y eficaz a través de acciones públicas, lo mismo que gestionar reuniones con las autoridades distritales instituidas para el efecto, y como una herramienta de vital importancia a ser utilizada en beneficio colectivo.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *