Connect with us

Departamento

El triple homicidio en El Banco se cometió para quedarse con una herencia

Opinión Caribe

Published

on

La Policía del departamento del Magdalena confirmó la captura de Robinson Castellanos Plata, como autor intelectual del múltiple crimen ocurrido el 16 de enero en El Banco, crimen que, según las investigaciones de la Dijin y la Fiscalía, se planeó y materializó por Castellanos con el objetivo de quedarse con las propiedades de su compañera sentimental.

[Leer nota:«Capturan al presunto autor del triple crimen de El Banco»]

En desarrollo de la investigación, adelantada bajo la coordinación de la Fiscalía 23 Seccional de El Banco, los investigadores encontraron en el cuerpo de una de las víctimas una memoria USB con información clave para dar con el paradero de los responsables del múltiple crimen, según informó la Policía del Magdalena.

“Los análisis de la escena del crimen, la recolección de evidencia física, la reconstrucción del delito y el perfil criminal establecieron la secuencia, dinámicas en que se produjo el delito, los actos de planeación, el número de agresores que participaron, la cercanía con las víctimas y la motivación para cometerlo “explicó la Policía.

EL CRIMEN

Según las indagaciones, el 12 de enero, Castellanos Plata emprendió viaje con su familia desde la ciudad de Medellín hacia el municipio de El Banco. Días después, mediante engaños, les pidió que lo acompañaran hasta la ribera de la ciénaga de Chilloa a cobrar un dinero que le debían.

Estando allí, Castellanos Plata, con el apoyo de varios cómplices, asesinó con un machete a su hija adoptiva, Andrea Carolina, y a su cuñada Mercedes Victoria Leal, mientras que un hombre conocido como ‘El Brujo’ hizo lo propio con la señora Gloria Amparo Leal.

Las víctimas, Gloria Amparo Leal Valetta, de 49 años; su hija, Andrea Carolina Castellanos Leal, de 20 años, y Mercedes Victoria Leal Valetta, de 48 años y quien padecía de discapacidad cognitiva, habían sido atacadas con armas cortopunzantes.

Luego los victimarios ataron sus cuerpos con cuerdas y piedras, les abrieron el abdomen para facilitar que se sumergieran rápidamente y fueran consumidas por las especies de la ciénaga, sin dejar rastro. Pero esto no sucedió y pescadores nativos encontraron los despojos mortales.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *