Connect with us

Cultura

La observación de aves, un encanto por descubrir

Opinión Caribe

Published

on

Todo inició con la comercialización de pieles de especies exóticas en el mundo

La Sociedad Vallecaucana de Ornitología, SVO, es el primer grupo formalmente constituido para promover el estudio, la protección y la apreciación estética de aves silvestres.

La observación de aves en el mundo se ha convertido en una actividad recreativa, para muchos sin sentido, pero para los apasionados, es la excusa perfecta para trabajar por la conservación de numerosas especies de aves endémicas.

Detrás de esta pasión hay una historia, porque cada día toma más fuerza el avistamiento de aves, no solo en el extranjero, sino en el país y hasta en el Magdalena, donde se han conformado diferentes fundaciones que ofrecen este servicio.

Edmund Selous fue uno de los primeros en clasificar aves en su libro titulado ‘Observación de aves’ en 1901. A partir de entonces, el avistamiento de aves ha llevado a la conformación de grupos de personas que a través de sus lentes de largo alcance miran detalladamente cada una de las especies del mundo.

“En el siglo XIX se recoge un sinnúmero de informaciones sobre especies que habitaban en todo el territorio nacional desde Bogotá, luego algunos investigadores llegaron al territorio para documentarse sobre la flora y la fauna colombiana. Expedicionarios ingleses y estadounidenses con base en esos datos se llevan muestras de pieles a grandes museos del mundo”, relató el biólogo, ornitólogo y asesor ambiental, Francisco Troncoso.

ERA VICTORIANA

La Era Victoriana se caracterizó por la práctica de recoger huevos y pieles de especies exóticas. Los coleccionistas de alta posición económica del Reino Unido contactaban a miembros de las colonias inglesas para tener acceso a especies raras de todo el mundo. En el Siglo XIX se estableció la primera Sociedad Audubon en Estados Unidos para combatir el comercio de aves, esta entidad en articulación con la Sociedad Real para la Protección de las Aves (RSPB) empleó la observación de aves como una forma de conservar numerosas especies.

EL SIGLO XX

El avance óptico y la aparición de las guías de campo permitió que la actividad de la observación de aves se consolidara en los Estados Unidos. Se conformaron pequeños grupos para protestar contra la Unión de Ornitólogos Americanos, AOU, y la Fundación Británica de Ornitología, BTO, que en lugar de analizar las aves basándose en la observación, las capturaban para hacer estudios invasivos que provocaban la muerte de las especies. Con el tiempo, el ornitólogo viajero, Tom Harrison, se hizo cargo de la RSPB en 1936 y fue pionero en varias encuestas del Somormujo lavanco, el cual es propio de Europa y Asia.

AÑOS DESPUÉS

Los amantes de las aves se tomaron el cielo, teniendo las posibilidades de observarlas en todas partes del mundo. La accesibilidad del transporte aéreo en la década de 1960 contribuyó a que se consolidará la observación de aves internacionales.

En 1965 la primera empresa de turismo de aves en Gran Bretaña, Ornitholidays, abrió sus puertas a la comunidad de observadores de aves, armada con binoculares y cámaras de video, se solidificó como una transnacional de Observación de Aves, convirtiéndose en una atracción turística popular.

Esto llevó a la mayor clasificación de aves alrededor del mundo y la creación de una literatura fundamental como el Manual de las Aves del Mundo, el primer multivolumen con la lista de cada especie viviente de aves. Escrito en España en la década de 1990 por Josep del Hoyo, Jordi Sargatal y Andy Elliott. Dicho manual es el primero destinado para cubrir todas las especies vivientes conocidas de aves detalladas en una sola pieza de trabajo.

LOS PRIMEROS

Hasta 1970, la afición por la observación de aves silvestres en Colombia no existía. Los pioneros de la Ornitología nacional, como Carlos Federico Lehmann, José Ignacio Borrero y el padre Antonio Olivares fueron grandes cazadores, pero no solo por practicar este deporte, sino con el fin de nutrir las colecciones científicas.

Borrero publicó un libro sobre las aves de caza colombianas; Lehmann perteneció a clubes deportivos de Cali y Popayán; y Olivares declaró su afición en las notas autobiográficas que acompañaron la publicación de su obra sobre las Ciconiiformes colombianas.

Los primeros ornitólogos en tener una formación académica en escuelas estadounidenses fueron Humberto Álvarez-López y Jorge Enrique Orejuela, desarrollaron una apreciación estética por sus objetos de estudio, que estuvo influida por el auge de la observación lúdica de aves en los Estados Unidos.

Hacia finales de la década de 1970 surgió un conjunto disperso de pajareros entre quienes estaban Paul Betancur, Luís Germán Olarte, Jorge Eduardo Botero, Gonzalo Arango, Germán Ignacio Andrade y Luís Germán Naranjo.

Todos ellos tuvieron en común el hecho de descubrir su afición de manera independiente, de la misma forma que lo harían muchos otros en años subsiguientes.

SOCIEDADES PIONERAS

En 1981, un grupo de estudiantes universitarios y jóvenes profesionales convocados por Humberto Álvarez-López crearon en Cali la Sociedad Vallecaucana de Ornitología, SVO, el primer grupo formalmente constituido con el objetivo de promover el estudio, la protección y la apreciación estética de aves silvestres.

Varios de los socios incursionaron en la investigación y algunos hicieron carrera como ornitólogos. Esto permitió la creación de grupos análogos en diferentes ciudades: la Sociedad Caldense de Ornitología (1984); la Sociedad Antioqueña de Ornitología (1984); el Grupo Ornis (1985) y la Asociación Bogotana de Ornitología (1989). Todos estos grupos tuvieron como gestores a docentes e investigadores.

Las contribuciones de Jesús Antonio Vélez en Manizales; Marco Antonio Serna en Medellín y Gary Stiles en Bogotá, fueron decisivas en el fomento de la observación de aves como actividad recreativa. Estas primeras agrupaciones ornitológicas sirvieron de modelo para la organización de otras en el siglo XX.

A partir de1987 sus líderes han organizado encuentros anuales itinerantes para compartir experiencias, fortalecer capacidades locales. El Encuentro Nacional de Ornitología es un evento de gran importancia para profesionales y aficionados, en el que los veteranos reencuentran sus raíces cada año y los novatos se nutren de información.

LOS MEJORES DESTINOS DEL MUNDO

Hong Kong se encuentra en un lugar estratégico, rozando el ambiente exótico del sur de China y el Parque Mai Po tiene el mejor crecimiento de árboles nativos, por lo que atrae a un mayor número de aves. El periquito ventrinaranja, Cheekedtit (cruce entre periquito y cacatúa), trepadores o túrdidos son algunas de las especies más coloridas de esta reserva natural.

La India es otro de los lugares de múltiples contrastes donde hay cabida para todas las especies de aves, desde la mágica Rajasthan hasta la exótica Kerala, en el sur. El clima tropical permite la práctica del birding en lugares como el Santuario de Aves de Thattekad, surcado por el río Periyar y donde abundan especies como gallos salvajes, tocos (similar al tucán), la garza real, ave del sol, cola azul o el barbudo de garganta carmesí. Este enclave fue impulsado por el famoso ornitólogo doctor Salim Ali, quien en su momento documentó un total de 157 especies de aves en Kerala.

Costa Rica es el país más rico en especies animales y vegetales del mundo. Una de las zonas más recomendadas, son el Bosque Monteverde, donde abundan especies tropicales propias como el quetzal o el Chara coroniazul. También se encuentra una amplia selección de aves de manglar y en la Costa del Pacífico como guacamayos, trogónidos, cotingas o tucanes.

COLOMBIA

Con cerca de 2.000 especies, Colombia es el país con mayor diversidad de aves en el mundo. 79 de las especies de aves que se han registrado en Colombia son endémicas, es una ventaja competitiva que ha identificado ProColombia. Las regiones colombianas con más rutas turísticas para la observación de aves son: Llanos Orientales, Chocó, la Sierra Nevada de Santa Marta, el Amazonas, el Paisaje Cultural Cafetero y Antioquia.

“La posición geográfica de Colombia hace que el país tenga una biodiversidad de especies, pero, además, presenta entre 56 y 58 refugios que se generaron después de la glaciación, permite que las aves empiecen a separarse, lo cual hace atractivo a nuestro país para los observadores de aves a nivel a nivel mundial. Por ejemplo, Brasil es mucho más grande que Colombia, sin embargo, nuestro país tiene mayor cantidad de especies”, afirma Francisco Troncoso.

Colombia tiene el 20% de las especies registradas en el mundo y el 60% de las especies registradas en Suramérica. “Tenemos una gran cantidad de especies endémicas, hoy es mucho más fácil visitar al país para verlas de cerca en los campos y bosques”, señaló.

LA IMPORTANCIA DE LAS AVES EN EL MUNDO

Las aves juegan un papel ecológico vital. Son enlaces críticos dentro de las grandes cadenas y redes que existen en el ecosistema. Por ejemplo, sirven para esparcir semillas de varias plantas, lo que ayuda en la dispersión de las mismas.

Los colibríes polinizan varias plantas productoras de néctar, transportando el polen en sus picos y plumas de una flor a otra. Incluso, algunas aves zancudas reubican los huevos de peces que se pegan a sus patas, ayudando así en la dispersión de los peces a otras partes de un río o pantano.

Las aves hacen controles biológicos. Las golondrinas y vencejos consumen constantemente insectos como los mosquitos, escarabajos japoneses, y polillas. Para alimentar a sus crías, las aves capturan enormes cantidades de insectos adultos y larvas, que son altos en proteína. Sin pájaros, muchos de estos insectos se convierten en plagas mayores.

 

CIFRAS

  •  En Colombia se han identificado cerca de 1.900 especies de aves.
  •  79 especies son endémicas (solo se encuentran en nuestro país).
  •  193 especies son casi endémicas.
  •  139 especies están amenazadas o se encuentran en riesgo de extinción.
  •  197 especies son migratorias boreales y australes.
  •  32 mil millones de dólares genera anualmente el avistamiento de aves en el mundo.
  •  2.500 y hasta 3 mil dólares gasta un turista de avistamiento de aves por visita.
  •  10 días, en promedio, duran los recorridos de avistamiento de aves.
  •  278.850 observadores estarían dispuestos a venir a Colombia para observar aves.
  •  3 millones de observadores de aves tiene el Reino Unido.
  •  310 dólares por día podría ser el precio que cobrara Colombia en un día por un tour de aviturismo.

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *