Connect with us

Edición impresa

La ironía del estrato seis

Avatar

Published

on

Pozos Colorados es uno de los sectores más conocidos de Santa Marta, pero a pesar del reconocimiento y el lujo de la zona, los residentes utilizan pozas sépticas para verter sus aguas servidas, al igual que en Bello Horizonte, problemática relatada en OPINIÓN CARIBE en la edición No. 223.

Daniela Pirela Wisman

¡Cuán difícil de creer! Uno de los sectores más importantes de esta ciudad como Pozos Colorados no goza de una red de alcantarillado. El turismo que llega a esta zona es muy selecto, porque quienes adquieren apartamentos o se hospedan en los hoteles que pululan en el sector, son personas que cuentan con grandes ingresos económicos.

Esta es una problemática que afecta al sector desde sus inicios, puesto que, al parecer, nunca se pensó que esta zona de la ciudad llegaría a ser un destino que acogería a la gran cantidad de turistas que visitan a la ciudad con el objeto de descansar en sus confortables playas.

Mientras Martha Pulgarín, residente del sector Pozos Colorados denuncia que no tiene alcantarillado en su vivienda y que desde que habita en ese lugar ha tenido que utilizar una poza séptica para el manejo de sus aguas servidas; el alcalde de Santa Marta, Rafael Martínez,  en una entrevista hecha por OPINIÓN CARIBE, afirma, que sí tienen, y que los únicos barrios que no están conectados son: Bello Horizonte, La Paz, Cristo Rey, Don Jaca y el sector aledaño al Aeropuerto.

Pero, la residente del sector aclara, que “la verdad el proyecto se ha manejado con mucha irresponsabilidad desde hace mucho tiempo. Todo este sector utiliza pozas sépticas en sus viviendas y la cadena hotelera maneja plantas de tratamiento”.

En el caso del hotel Irotama, Jorge Camacho, coordinador de Mantenimiento, cuenta, que en temporada alta, el hotel que tiene tres torres, bungalós y bohíos se llena por completo y todas las aguas servidas van a dar a la planta de tratamiento.

“Alcantarillado no hay, aquí utilizamos una planta de tratamiento de aguas residuales. Existe una red de alcantarillado, pero no funciona, que yo sepa, en la nueva torre construyeron la tubería, pero no está conectada. Considero que es importante el alcantarillado, es uno de los servicios básicos junto con el acueducto y la energía eléctrica.

Llevo unos ocho años de vivir en Santa Marta, y no hay barrio que no tenga problemas con el alcantarillado, ese primer proyecto es obsoleto, las redes son demasiado viejas. En Pozos Colorados sería muy bueno que lo habilitaran, aquí manejamos una planta,  fue una inversión hecha por el hotel. Cada cierto tiempo, Salud Distrital evalúa la calidad del agua que sale de la planta, y es utilizada para el riego, y el Dadsa monitorea los olores”.

Es irónico, que un sector turístico, y que se valoriza rápidamente, no cuente con un sistema indispensable como el alcantarillado. En la actualidad, el uso de pozas sépticas se considera que no es sano para la salud, cuando llueve puede ocurrir vertimientos de las aguas servidas y provocar infecciones.

Martha Pulgarín residente del sector.

Martha Pulgarín, residente del sector, precisa, que el hotel Tequendama tiene planta de tratamiento, esta es mediana y en ocasiones se les ha rebosado  y riega todas las calles. “Son una cantidad de irresponsabilidades, no hay veeduría, no hay quien atienda esto, porque cuando sucedió lo del Tequendama, los vecinos se quejaron y no sucedió nada”.

Por otro lado, la empresa Veolia, operadora del acueducto y alcantarillado en Santa Marta, en cabeza de Fernando Moncaleano, está de acuerdo con la residente del sector de Pozos Colorados, Martha Pulgarín, en que no hay alcantarillado, contradiciendo la afirmación del alcalde Rafael Martínez.

“La falta de un sistema de alcantarillado en Pozos Colorados va hasta Bello Horizonte y un poco más allá, este está amarrado a uno que se llama Zuca. La idea que tenemos y en la que se está trabajando es interconectar Zuca 1 y Zuca 2, ya estamos en ajustes y operaciones finales. Todas esas áreas, de Pozos Colorados, Bello Horizonte, La Paz, y Cristo rey, quedaran interconectadas y esas aguas van a ser limpiadas en el sistema ubicado frente a la Sociedad Portuaria de Santa Marta, y de ahí se bombean hacia el emisario final. Nosotros esperamos que en este primer semestre queden terminadas todas las obras”.

Martha Pulgarín, comenta que tiene  unos 20 años de vivir allí y siempre le han dicho que el proyecto del alcantarillado era una realidad. “Esto está crudo, nos dijeron que en tres meses harían las demás conexiones. Necesitamos a gritos el alcantarillado, porque suceden dos cosas: primero, el nivel freático es muy alto, y cuando hay mar de leva sube, y las pozas sépticas colapsan, y las aguas negras van a la calle. En segundo lugar, el sistema de Santa Marta es obsoleto, aquí no se pensó que la ciudad crecería tanto”.

Rafael Martínez, Mandatario distrital de Santa Marta, se sorprendió en una entrevista realizada por este medio de comunicación, cuando se le preguntó por la falta de alcantarillado en la zona de Pozos Colorados. Afirmó en ese momento, que ya estaba conectado, “hay una construcción de un sistema de alcantarillado, este fue financiado por Aguas del Magdalena, y construido por Metroagua, desde hace ocho años y nunca lo pusieron en funcionamiento, no les dio la gana. Nosotros hace un año recibimos la operación e inmediatamente como entidad pública, que trabaja para resolver los problemas de la ciudadanía, nos fuimos hasta allá a ver qué era lo que pasaba”.

El Gerente de Veolia contradice lo expresado por el Alcalde, al explicar, que sí hay alcantarillado en Pozos Colorados. “Esta zona no está aún conectada a un sistema de alcantarillado, aún se le deben hacer unos trabajos adicionales, hay una tubería principal y hacen falta las conexiones de las casas, los hoteles y demás construcciones, la idea es que estas queden conectadas y se pueda evacuar la totalidad de las aguas servidas de todo el sector. Mientras no estén conectados, los residentes del sector deben buscarles solución a sus aguas residuales”.

La denunciante sostiene, que “en este sector al que llaman Zona Franca Turística Hotelera de Pozos Colorados, es estrato seis, y los servicios son altos, nunca ha habido alcantarillado. Desde hace tres años han prometido la instalación de tuberías en ciertos sectores. El de nosotros fue atendido hasta hace poco, pero está crudo, aún no están las conexiones que deben ir hasta las casas, faltan otras. Estuve muy pendiente cuando vinieron a hacer la instalación de los manjoles, y pregunté si era posible que hicieran la conexión hasta mi casa y me dijeron que no, porque va derivado de la casa a los recolectores, y dicha instalación la van hacer ellos, pero no sabemos cuándo”.

El funcionario Moncaleano precisa, que “nuestro contrato de operación solo permite intervenir las redes existentes, no podemos hacerlo de otra forma. Y confiamos en que todo quede interconectado en este primer semestre, esa es nuestra intención, el Distrito está trabajando muy duro, las ejecuciones tienen que ser llevadas a cabo por la empresa departamental de agua, quienes contrataron en su momento a una entidad para realizar ese trabajo”.

De igual forma, que el sistema de alcantarillado es vital. “El saneamiento básico, que es lo que conocemos como alcantarillado sanitario, es indispensable para que el desarrollo social sea sostenible. Nosotros debemos disponer de la infraestructura adecuada para que el crecimiento de la ciudad vaya de la mano con la infraestructura existente, y esta debe ir actualizándose en la medida que la demanda del mercado lo exija”.

El problema que tenemos en Santa Marta, no es que el alcantarillado sea insuficiente, es que no tenemos una fuente confiable y sostenible para el saneamiento de agua potable. Nosotros dependemos de los ríos de la Sierra Nevada y de algunos pozos; pero los ríos se secan y eso nos causa dificultades para atender las necesidades de la ciudad, en ese sentido es donde más tenemos que trabajar”, así lo confirmó el gerente de la empresa de alcantarillado y acueducto.

Rafael Martínez, alcalde de Santa Marta, señala, que “después de dos o tres meses de coordinar con Aguas del Magdalena y liquidando el contrato con la entidad que estaba antes, retomamos la obra y ya se entregó, de hecho, hoy está en funcionamiento un primer tramo, y en construcción una parte del segundo, que nos va a permitir conectar a todo el sector de La Paz, los barrios aledaños; y al corredor turístico, que incluye la cadena de hoteles y edificios que se encuentran en dicha zona.

Martha Pulgarín residente del sector, y Fernando Moncaleano, Gerente de Veolia, coinciden en que no hay alcantarillado en Pozos Colorados, mientras que el alcalde Rafael Marínez, afirma que sí hay.

Es decir, que sí hay un alcantarillado, falta construir una parte que llegue hasta el aeropuerto que permita cubrir toda esta zona. El barrio La Paz aún no está conectado, está construido, pero sin conexión. Don Jaca no tiene aún alcantarillado, y deben esperar un buen tiempo. Solo hay una parte que pasa por el Irotama y casi llega hasta Zazué”.

Al parecer hay dos versiones diferentes, el Alcalde maneja una información, al  afirmar que sí hay alcantarillado, y, por el otro lado, los residentes y el gerente de Veolia, lo contradicen.

FENOCO INTERVIENE

Rafael Martínez Alcalde de Santa Marta.

El alcalde de Santa Marta, Rafael Martínez, comenta, que, en el caso de Bello Horizonte, ya se concretaron algunos puntos con respecto a la intervención de la línea férrea, “los barrios no se han podido conectar porque se debe hacer un trabajo de cruzar la línea férrea en tres puntos, ya eso está autorizado y se va a hacer. Pero esta es una obra que estuvo parada ocho años, y desde hace siete meses que la retomamos con el gerente de Aguas del Magdalena, la hemos habilitado al punto, hoy toda esa infraestructura está ad portas prestar sus servicios”.

Por su parte, la empresa Ferrocarriles Nacionales de Colombia, Fenoco, informó, que la problemática por el inadecuado uso del sistema de drenaje de escorrentía de la red férrea, es el resultado de vertimientos no controlados de aguas residuales domésticas a este, y que ha sido expuesta por Ferrocarriles del Norte de Colombia, Fenoco, al Departamento Distrital de Sostenibilidad Ambiental (Dadsa) porque esto ocasiona, además de impactos ambientales para la comunidad, la afectación a la infraestructura concesionada.

De igual forma, el uso inapropiado de la infraestructura férrea ocasiona que, pese al mantenimiento periódico que realiza Fenoco a su infraestructura, los vecinos del sector sufran molestias al no contar con un sistema de manejo de aguas residuales para el sector.

Cabe aclarar, que en el contrato de concesión suscrito entre la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI y Fenoco no hace parte la prestación de servicios públicos, los canales antes mencionados fueron diseñados y construidos con el único objetivo de manejar las aguas lluvias y no para prestar un servicio de alcantarillado mixto.

Los trabajos del colector sur sobre el corredor férreo, debido a la problemática entre Metroagua y Alcaldía, se encuentran suspendidos. Para continuar con las actividades se les hizo entrega el concepto de viabilidad a Aguas del Magdalena con el que deben tramitar la continuación y cambios que solicitaron ante la ANI.

PLANTAS DE TRATAMIENTO

El primer sistema de tratamiento de la humanidad fue anaerobio, es decir, el pozo séptico. Más adelante en 1905 Karl Imhoff, ingeniero alemán, separó el proceso en dos fases: la sedimentación y la digestión. No obstante, el gran avance fue el proceso de mineralización de lodos en períodos largos de retención, haciendo más segura e inofensiva la disposición.

En lo que refiere al tratamiento específico del agua, desde el año 3.000 a.C. se utilizaban en Pakistán sistemas articulados para utilizar y desechar el agua en los baños privados; y en el año 312 a.C. los romanos, construyen el primer acueducto para abastecer de agua a una ciudad entera.

Hoy,  una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales consiste en una serie de procesos físicos, químicos y biológicos que tienen como fin eliminar los contaminantes presentes en el agua efluente del uso humano.

Las aguas residuales domésticas se generan en residencias, instituciones y locales comerciales e industriales. Estas pueden tratarse en el sitio donde se producen (por ejemplo, pozas sépticas, filtros anaerobios u otros medios de depuración) o bien pueden ser recogidas y llevadas mediante una red de tuberías, y eventualmente bombas, a una planta de tratamiento municipal.

Los esfuerzos para recoger y tratar las aguas residuales domésticas de la descarga habitual están sujetos a regulaciones y normas locales, estatales y federales (regulaciones y controles). A menudo ciertos contaminantes de origen industrial presentes en las aguas residuales requieren procesos de tratamiento especializado.

CONTAMINACIÓN

Los olores nauseabundos tienen cansados a los residentes del sector de Pozos Colorados, Bello Horizonte, La Paz, y demás barrios ubicados en la zona sur de Santa Marta. No contar con un sistema de alcantarillado puede ser motivo de infecciones, que no solo pueden afectar a las personas que residen en el sector, sino a los turistas.

“La ciudad ha experimentado a través de los años un acelerado crecimiento al cambiar el uso del suelo, pasando de viviendas unifamiliares de uno o dos pisos a domicilios multifamiliares e incluso edificios con altura promedio de veinte pisos, esto ha originado una densificación en el sector con el consecuente incremento de los caudales sanitarios tanto de uso residencial como hotelero, que descargan de manera constante al sistema de alcantarillado actual.

Fernando Moncaliano Gerente de Veolia.

Sin que este último se hubiera adecuado a las demandas asociadas, de ahí proviene la insuficiencia en la capacidad de evacuar los caudales originados por dicha densificación, lo que causa rebosamientos constantes en algunos sectores de la ciudad, en especial en el de Bellavista o Centro Histórico de Santa Marta”, afirmó el gerente de Veolia, Fernando Moncaleano.

Al parecer, la ciudad no estaba preparada para tal crecimiento, y algunos sectores como Pozos Colorados crecen a pasos agigantados, rodeados de tecnología y lujos, pero carecen de óptimas condiciones sanitarias.

Las pozas sépticas son sistemas de depuración antiguos, con un desempeño bajísimo de depuración, el agua sigue contaminada, a pesar de mezclarse con la arena. No solo no cumplen con las últimas normativas en materia de aguas residuales, sino que son un foco de infecciones, malos olores y contaminan el subsuelo y la capa freática.

La personería Distrital vela por el interés colectivo de los habitantes del Distrito, al ejercer labores de veeduría y control respecto a los quehaceres de la Administración, así como intervenir en su calidad de Ministerio Público, con el objeto de garantizar el debido proceso y la materialización de los demás derechos fundamentales.

Sin embargo, es imposible esconder la realidad que viven las personas que habitan en los barrios más afectados por la problemática de la falta de alcantarillado. Estas personas pueden llegar a sentir que sus derechos a una vida digna y a mejores condiciones sanitarias, se vulneran constantemente, así lo dio a conocer OPINIÓN CARIBE en ediciones anteriores.

Chadán Rosado Personero Distrital.

El personero del Distrito, Chadán Rosado, afirmó, que los barrios de los cuales han recibido la mayor notificación de denuncias por este tipo de situaciones de sanidad han sido los barrios La Esmeralda, La Paz y San Pablo. Igualmente, en los sectores conocidos como la Urbanización El Bosque, ‘María Eugenia’, El Pando, Alto de las Delicias, el sector de Plenomar.

Chadán Rosado sostuvo, que “desde la Personería se le brinda un acompañamiento jurídico a las personas que se acercan a las instalaciones con el firme propósito de instaurar desde un derecho de petición hasta una tutela. Nosotros nos encargamos de facilitarles la orientación para realizar de manera eficaz la solicitud pertinente”.

De ahí la necesidad del alcantarillado, que es el sistema adecuado de Conductos subterráneos llamados alcantarillas, y demás obras y accesorios. Que requieren, por supuesto, la operación y mantenimiento. El saneamiento es el punto final que cierra esta cadena.

La existencia y el buen manejo de un sistema de alcantarillado y tratamiento brindan a la comunidad muchas ventajas. La más importante de todas es que resguarda la salud pública, protegiéndola de enfermedades de origen hídrico, diarrea, fiebre tifoidea, hepatitis, dengue, entre otras.

A medida que las ciudades van creciendo, los sistemas primitivos de eliminación de los residuos deben ser reemplazados por los sistemas de alcantarillado y saneamiento.

Los deberes para la seguridad civil y administraciones distritales, son de ambas partes: los que se ocupan de los alcantarillados y los beneficiados. Para una mejor garantía de la seguridad pública por parte de estas organizaciones es necesario:

En primer lugar, el establecimiento de un alcantarillado adecuado. Las líneas deben ser de dimensiones convenientes. Pues, en caso contrario podrán desbordarse y producir daños en las propiedades, peligros para la salud y perjuicios en general.

En segundo lugar, la construcción debe ser de máxima calidad, con materiales adecuados, obras y juntas bien hechas. Es muy importante el material del relleno y al final el pavimento, para que el mismo alcantarillado no sufra problemas y el tránsito tampoco. Todo esto requiere una competente supervisión, inspección y pruebas durante el tiempo de construcción.

Es irónico, que un sector turístico, y que se valoriza rápidamente, no cuente con un sistema indispensable como el alcantarillado.

Por último, pero no con menos importancia, la obligación principal es la operación, mantenimiento, reparación, rehabilitación que se debe a la red de alcantarillado, para garantizar la seguridad pública.

Es fundamental el trabajo de mantenimiento preventivo de la red de alcantarillado sanitario. Así mismo, el control sobre las descargas del Agua residual, según las normas internas establecidas y/o de otra institución superior.

EMISARIO SUBMARINO

El proceso de dilución de las aguas residuales se hace a través del Emisario Submarino de Santa Marta. Este es bueno y confiable, porque produce una rápida reducción en los contaminantes del entorno marino.

Se implementó con gran éxito desde el año 2000, cuando entró en operación el Emisario Submarino para evacuar las aguas residuales de Santa Marta y El Rodadero. Este proceso se lleva a cabo en tres etapas: inicia con una dilución inicial, que es considerada como la mezcla rápida que ocurre entre el agua residual descargada en la profundidad, y el agua marina, la cual se presenta en el momento que se da la salida del fluido a través de los difusores.

En Pozos Colorados no hay alcantarillado, los residentes utilizan pozas sépticas y algunos los hoteles plantas de tratamiento de aguas residuales.

La segunda etapa ocurre en la corriente de agua mientras que esta se transporta hacia la superficie, que tiene lugar gracias a las diferencias de densidades entre el agua dispuesta y el agua marina.

La tercera etapa contempla una dilución turbulenta debida a la agitación del agua y el desplazamiento causado por las corrientes oceánicas.

En síntesis, el principal beneficio del emisario submarino es lograr, a través de la dilución, que los contaminantes tengan bajos valores de concentración, de tal manera que sean fácilmente asimilables por el mar.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply