Connect with us

Análisis

Un edificio ilegal que sigue en pie

Opinión Caribe

Published

on

Desde el sellamiento de la construcción el 20 de octubre de 2014, después de comprobarse las violaciones de las normas urbanísticas hasta hoy, la obra sigue igual. El alcalde Rafael Martínez ha anunciado su demolición, pero esta aún no se ha llevado a cabo.

Han pasado más de treinta meses desde que OPINIÓN CARIBE abanderó la denuncia en contra del edificio que se levanta en la carrera 19 a la altura de la calle 11C, por presuntas violaciones en las normativas de construcción, y además de suspender la obra, las autoridades no han ejercido medidas trascendentales sobre el predio.

La obra de siete plantas que sería destinada para el proyecto de la Clínica Fisa de propiedad de la empresa Organización de la Salud el Amparo SAS, construyó las columnas en la zona de antejardín y se llevaba a cabo sin la respectiva licencia de construcción, solo con una valla de solicitud de licencia de la Curaduría Urbana Número Uno.

Ante las evidentes transgresiones de las normativas de construcción, se dio inicio a un proceso sancionatorio por infracciones urbanísticas contemplado en la Ley 3888 de 1997 de acuerdo con el cual, luego del debido proceso, las alcaldías y las secretarías correspondientes podrían ordenar la sanción y demolición.

Recién posesionado el alcalde actual Rafael Alejandro Martínez anunció que demolería la estructura y afirmó puntualmente: “así tenga los pisos que tenga, si violó la norma y si toca demolerlo lo vamos a hacer, tenemos que trabajar en equipo con los curadores para evitar estas situaciones”, además, aseguró, que los dueños de la obra han dilatado las notificaciones.

“Sin embargo, tengan la seguridad de que eso lo vamos a demoler porque no pueden pasar por encima de la autoridad, queremos decirles a los desarrolladores que tienen todas las garantías, pero que recuerden que hay unos defensores del bien público y del interés colectivo, así que vamos a cumplir”, puntualizó el Mandatario.

El 22 de agosto de 2016 el alcalde Martínez posesionó a Jorge Luís Tamayo como nuevo curador Urbano de la Curaduría N.1, pero hasta ahora no hay pronunciamiento sobre este edificio, pero al ser consultado, dio a conocer que es la oficina de control urbano en la Secretaría de Planeación la que debe ejercer dicho control.
La Secretaría de Planeación un año después del inicio de la administración actual, tampoco ha emitido oficio que demuestre un avance en el proceso.

¿QUÉ ES LO ILEGAL?

Las infracciones denunciadas están relacionadas con la carencia de una licencia de construcción, columnas pegadas a una vivienda vecina y ocupación del área privada de uso público donde debería existir el antejardín, que cuando se trata de la infraestructura de una clínica debe ser de ocho metros.

OPINIÓN CARIBE consultó a la arquitecta, especialista en Derecho Urbano, Sara Uribe Salas, excuradora de Santa Marta y asesora y consultora urbana, quien explicó que los voladizos presentes en la edificación no cumplen las características. “Cuando el antejardín es de 5 metros, este debe tener máximo 1.20, o sí es de 3 metros, el voladizo es de 1.80; es decir, que se está pasando de la línea de propiedad de los límites del lote”.

Desde su punto de vista, la construcción viola toda la zona de antejardín al construir las escaleras en esta área, además de no cumplir con las medidas de mitigación para evitar que los materiales o sedimentos caigan al espacio público, los cuales pueden causar daño a las personas que transitan o a las viviendas vecinas.

“No siempre que uno observa una valla en un proyecto, significa que el curador haya expedido la licencia, un acto administrativo no está de espaldas a la comunidad”, explica Sara Uribe Salas.

La construcción de la clínica Fisa avanzó sin contar con el aval de Curaduría Urbana, debido a que la solicitud de licencia en la modalidad de obra nueva No. 147001-1-13-0295 del 18 de julio de 2013, solicitada por Ricardo Parra Rozo, fue archivada por la Curaduría No. 1, luego de que el equipo de esta entidad revisara y evaluara el expediente, encontrando inconsistencias tales como la no presentación de los planos del diseño arquitectónico.

Según información que reposa en la Curaduría, el formato de solicitud no está debidamente diligenciado, el folio de matrícula no estaba actualizado, no existe Cámara de Comercio del titular, no hay foto de valla, no hay estudio de suelo, y le falta viabilidad de la Secretaría de Salud y del Dadma.

Ante esta situación, la Curaduría No. 1 de Santa Marta comunicó la situación, a la persona que figuraba como solicitante de la licencia, a través del oficio 075 de julio 15 de 2014.
Mediante el acto administrativo se le informaba que tenía 30 días hábiles para aportar los documentos faltantes para el proceso de solicitud de licencia.

Al vencerse los términos, el proyecto fue archivado en septiembre, entendiéndose que se desistía de la solicitud de licencia urbanística en la modalidad de obra nueva.

CRONOLOGÍA DE UNA INFRACCIÓN

La Secretaría de Planeación Distrital interpuso mediante la resolución 182 del 22 de mayo de 2014, una querella policiva de restitución del bien de uso público, en contra del representante legal de la construcción Clínica Fisa, al considerar que se está, presuntamente, violando la norma urbana nacional.

El documento ordena la restitución de la zona de espacio público y de antejardín, que se encuentra invadida con la estructura y edificación en siete niveles, con una medida aproximada de tres metros del retiro de antejardín por 22 metros de fondo, para un total de 66 metros cuadrados de área, que al ser multiplicados por los sietes pisos de altura, suman un total de 462 metros cuadrados a restituir.
Esta providencia designó al inspector de Policía de la jurisdicción Norte, César Rovira, a ejecutoriar esta querella para que en un término de cinco días se procediera a recuperar el espacio público y la zona de antejardín.

La Secretaría de Planeación, de la mano con la Secretaría de Gobierno y la inspección de la Policía, el 20 de octubre de 2014 dieron cumplimiento a la orden de sellamiento de la construcción de la clínica Fisa. Los hechos ocurrieron mientras el actual Alcalde ejercía como secretario de Gobierno.

SEGUIMIENTO A LA DENUNCIA

Edición 52 (abril 1 de 2014) / Denuncia
UNA CONSTRUCCIÓN QUE SE PASÓ DE LA RAYA
Al indagar sobre el caso a la Secretaría de Planeación se procedió a una inspección ocular y la emisión de un oficio en el cual se manifiesta que “…se adelanta la construcción de una estructura de concreto la cual hacia el lindero suroeste presenta las columnas en la zona de antejardín, dicha obra se lleva a cabo sin la respectiva Licencia de Construcción; cuenta con una valla informativa de solicitud de licencia con radicación No. 47001-1-13-0295 cuyo solicitante es Ricardo David Parra Rozo”.
Edición 53 (abril 16 de 2014)

EVIDENTE CRECIMIENTO DESORDENADO

Luego de la información publicada por OPINIÓN CARIBE en su edición 52 con el titular “Una construcción que se pasó de la raya”, donde se muestran las presuntas irregularidades en la construcción de una nueva clínica en la ciudad, ubicada en la carrera 19 con calle 11C, como la falta de licencia, y columnas ubicadas en un antejardín, tal como lo corroboró la Secretaría de Planeación, varias opiniones de especialistas en el tema han surgido en torno a la proliferación de obras sin control en el casco urbano del Distrito.
Edición 54 (mayo de 2014)

LA OBRA CONTINÚA Y LAS AUTORIDADES NO SE PRONUNCIAN

Pese a las denuncias realizadas desde hace un mes por OPINIÓN CARIBE sobre las evidentes violaciones cometidas por la construcción de la clínica Fisa ubicada en la carrera 19 con calle 11C, los funcionarios del orden distrital aún no han ejercido la autoridad respectiva para corregir la obra, la cual, a las claras, viola las normas de construcción, y mientras tanto continúa erigiéndose sin control alguno.
Edición 66 (noviembre 1 de 2014)

SANCIONES APARECEN Y LA CONSTRUCCIÓN AVANZA

La sanción solicitada para la construcción de este proyecto fue archivada por la Curaduría Urbana No. 1 de Santa Marta al no cumplir con los requisitos.
Edición 76 (marzo 11 de 2015)

ESTÁTICA RESTITUCIÓN DEL ESPACIO PÚBLICO

Gracias a la denuncia hecha por OPINIÓN CARIBE, se inició un proceso administrativo que debe llevar a la sanción y demolición de la clínica Fisa, por incumplir con normativas urbanísticas entre las que está la invasión del espacio público. Aunque la Secretaría de Planeación ya notificó de la resolución que determina el inicio de un proceso administrativo sancionatorio en contra de la Fundación Integral de Salud Fisa, su representante legal y los profesionales asignados para los diseños, estudios, trámites y ejecución de la obra, han pasado poco más de tres meses y presuntamente la obra de la clínica continúa avanzando en acabados internos que a simple vista pasan desapercibidos.
Edición 98 (agosto 12 de 2015)

A LA ESPERA DE LA RESTITUCIÓN

Como si se tratara de un lugar para las desgracias se encuentra el espacio público que ha sido invadido por el edifico de la Clínica Fisa. Pese a que la administración adelanta un proceso jurídico para la restitución de los 466 metros cuadrados que fueron invadidos, ya que por tratarse de un bien público no existe prescripción del proceso, los funcionarios que no le den continuidad al caso podrían incurrir en omisión e incluso, prevaricato.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *