Connect with us

Análisis

Por desidia de los prestadores de servicios públicos, somos un territorio bloqueado

Opinión Caribe

Published

on

La desidia de las empresas de servicios públicos parece ser la enemiga del departamento del Magdalena. Esta zona del país que se caracteriza por recibir miles de visitantes en cada ‘puente’ festivo y temporadas de vacaciones, puede quedar en el olvido por la negligencia de estas entidades.

Electricaribe y las empresas de acueducto son las directamente responsables de esta situación, en especial, en el corregimiento de Tasajera que comunica a Santa Marta con la capital del Atlántico; y en Tucurinca, que permite el tránsito entre el Magdalena y el interior del país.

Estos dos tramos de gran importancia vial sufren constantes bloqueos por parte de las comunidades afectadas por la mala prestación de los servicios públicos. De acuerdo con las estadísticas de la Policía Nacional, en lo que va del presente año,se han registrado 25 cierres de la carretera en Tasajera, mientras que, en Zona Bananera, 18.

Estas cifras son preocupantes, teniendo en cuenta que los cierres de vías generan traumatismos en la movilidad, alteran el orden público, afectan la imagen de esta región ante las personas que quedan en medio de las manifestaciones; sobre todo, porque en algunas ocasiones se producen hechos vandálicos.

Estas circunstancias pueden redundar en que los visitantes se vayan para otras ciudades de la región Caribe, para evitar inconvenientes que pongan en riesgo su seguridad e integridad física.

ELECTRICARIBE, UN ‘DOLOR DE CABEZA’

De acuerdo con el último informe de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, el 46% de las reclamaciones que recibe esta entidad en contra de la empresa de energía y 22% por acueducto.

En los tres primeros meses del año, la Superservicios recibió cerca de 45.200 reclamaciones, lo que representó un incremento del 29% en relación con el año pasado. A nivel nacional, la empresa que más recibió quejas por parte de los usuarios fue Electricaribe con 16.718.

Entre las principales causas por las que se reclama ante la Superservicios están la facturación y prestación en el servicio. Los recursos de apelación, la queja y las solicitudes de investigación por silencio administrativo positivo son los procesos más utilizados por los colombianos para denunciar sus inconformidades sobre las empresas.

La Superservicios, mayoritariamente resuelve las situaciones de los usuarios el mismo día, es decir, en el primer contacto. Sin embargo, cuando los casos son más complejos, la entidad tarda entre dos y seis meses.

DERECHO A LA PROTESTA

Cansados de la negligencia de las empresas y ante la falta de soluciones a sus necesidades, los ciudadanos hacen uso de su derecho a la protesta, establecido en el artículo 37 de la Constitución Política de Colombia de 1991: “Toda parte del pueblo puede reunirse y manifestarse pública y pacíficamente. Solo la ley podrá establecer de manera expresa los casos en los cuales se podrá limitar el ejercicio de este derecho”.

Sin embargo, estos espacios en algunas ocasiones son utilizados por personas inescrupulosas, que piden dinero a cambio de permitir la circulación de vehículos; o hacen exigencias a cambio de ‘garantizar’ su seguridad.

Se han presentado varios casos donde los ciudadanos que quedan en medio de estas manifestaciones han sido agredidos verbal y físicamente por no acceder a las pretensiones de los ‘avivatos’, por lo ha tenido que intervenir la fuerza pública.

UN DESGASTE INSTITUCIONAL

Tanto para la Policía Metropolitana de Santa Marta como para el Comando Departamental, atender este tipo de situaciones se ha convertido en un desgaste institucional.

La coronela Sandra Vallejos Delgado manifestó, que los cierres de vías varían entre dos y nueve horas, que genera que deba disponer del personal de los cuadrantes de Puebloviejo, Palermo, Ciénaga e incluso, patrullas de Santa Marta, dejando desprotegida a la ciudadanía. Así mismo, toca requerir al personal del Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad, para que intervenga en la situación.

“Cada vez que se presenta esta situación nos obliga a desplazar gran cantidad de personal para atender el orden público y blindar a las personas que quedan atrapadas en medio de estos trancones, a quienes también les vulneran sus derechos, ya que la comunidad de Tasajera no solo sale a bloquear la vía, sino que algunos se aprovechan para cometer desmanes”.

De igual manera señaló, que “no es fácil, muchas veces los policías resultan lesionados por enfrentamientos con la comunidad. Por ejemplo, se condenó a un sujeto que le había lanzado una piedra al coronel Francisco Gélvez hace unos meses en Tasajera, precisamente cuando estaban tratando de concertar con la comunidad para que permitieran la circulación por esta importante vía”.

La oficial también rechazó la utilización de menores de edad en las protestas, porque se convierten en escudos humanos de los líderes, quienes no miden los riesgos que puede correr esta población.

“No desconocemos que la comunidad tiene una necesidad insatisfecha, la cual debe ser garantizada por el Estado, pero las vías de hecho no son la solución”, expresó la coronela Vallejos.

SOLUCIONES TEMPORALES EN PUEBLOVIEJO

Ante los últimos hechos registrados en Puebloviejo, las autoridades administrativas convocaron a una reunión extraordinaria con el fin de brindar soluciones a los problemas que se presentan en el municipio.

El secretario del Interior del Departamento, Luís Miguel Gómez, manifestó, que “se acordó un plan de contingencia que será atendido por la Alcaldía y por el operador para garantizar carrotanques para la prestación del servicio de agua. Y la Alcaldía se compromete a girar los subsidios al operador, mientras dispongan de toda la documentación que soporte la facturación del mes de marzo”.

También se acordaron brigadas de seguridad en la estructura del acueducto por parte de la Policía Metropolitana, la Alcaldía y el operador de agua, con el propósito de detectar tomas fraudulentas y fugas, teniendo en cuenta que a causa de estas hay una pérdida del preciado líquido del 40%.

Se propuso integrar una comisión con Aguas del Magdalena y el acompañamiento de la Procuraduría y la Defensoría para revisar las condiciones técnicas, jurídicas y financieras del contrato de concesión de Coogeatas. Así mismo, se anunció que las obras pendientes en Puebloviejo por parte del Plan Departamental de Aguas deben estar terminadas en diciembre.

Por otro lado, OPINIÓN CARIBE intentó comunicarse con el alcalde del municipio de Zona Bananera, Holmes Echeverría, para conocer las gestiones que adelantan desde su administración para evitar estos inconvenientes, pero ello no fue posible.

 

PARA DESTACAR

La Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios recibió más de 17 mil quejas por parte de los usuarios de la empresa Electricaribe.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *